Translate

martes, 13 de mayo de 2014

POSIBLE DESCUBRIMIENTO DE LOS RESTOS DE LA NAO SANTA MARÍA


NOTICIAS:


Un equipo de arqueólogos podría haber descubierto en el fondo del mar en la costa norte de Haitímás de cinco siglos después de su naufragio, lo que podrían ser los restos de la nao Santa María, una de las tres embarcaciones que utilizó Cristóbal Colón en 1492 con lasque descubrió América.



RÉPLICA DE LA SANTA MARÍA EXPUESTA EN POLONIA



"Toda la topografía submarina y la evidencia arqueológica sugieren que estos restos son el famoso buque insigne de Colón, la Santa María", asegura en el diario el líder de la expedición, el estadounidense Barry Clifford, una de las máximas eminencias en arqueología submarina.

De momento, el equipo de Clifford solo ha realizado trabajos de investigación no invasivos en el lugar, es decir, medición y fotografías, para lo que están contando con la colaboración del Gobierno de Haití. "El Gobierno de Haití ha sido extremadamente colaborativo y ahora tenemos que seguir trabajando con ellos para llevar a cabo una detallada excavación arqueológica de los restos del naufragio", explica.

De confirmarse este hallazgo, sería uno de los mayores descubrimientos arqueológicos de la historia, que sería posible gracias a los trabajos previos realizados por otras expediciones hace más de una década, en 2003, que apuntaban a la posible localización de los restos del naufragio en esta zona del Caribe.


NUEVO EXAMEN DE LOS RESTOS


Un equipo de Clifford ya halló y fotografió hace una década los posibles restos del naufragio, aunque entonces no se pudo confirmar su identidad. Ahora, tras un nuevo examen de esas fotografías realizadas en 2003junto con nuevos datos de recientes inmersiones realizadas por la expedición en el lugar a principios de este mes, han permitido a Clifford identificar el pecio como supuestamente la Santa María.

Según informa el diario británico, esta evidencia de momento es "sustancial" pues esta sería la correcta localización del naufragio según lo escrito por Cristóbal Colón en su diario. A esto se suman los estudios de topografía submarina que indican que es en esta zona, teniendo en cuenta las corrientes, donde deberían encontrarse los restos, a la vez que el tamaño de la huella de los mismos coincide con lo que deberían ser las dimensiones de un buque de esas características.

El equipo de Clifford ha investigado durante años, con magnetófonos marinos, sónares y buceadores, más de 400 anomalías del fondo del mar frente a la costa de Haití, hasta reducirse el área a esta zona. Una de las pruebas de que estos serían los restos es que entre ellos parecía estar un cañón de los del tipo que la Santa María llevaba a bordo, según las fotografías, aunque cuando la expedición trató de identificarlo a principios de este mes se encontró con que todos los objetos visibles que podían ser clave habían sido saqueados por buscadores ilegales.



PROTEGER LOS RESTOS DEL NAUFRAGIO


El arqueólogo submarino, que ya discutió con el propio presidente de Haití, Michel Martelly sobre los restos del naufragio el año pasado, ha explicado que el Gobierno del país caribeño está al corriente de su descubrimiento y confía en poder trabajar con ellos y "asegurar y proteger" la zona y así confirmar definitivamente el descubrimiento.

"Estoy convencido de que una excavación completa de los restos del naufragio producirá la primera evidencia marina arqueológica del descubrimiento de América por Colón", asegura Clifford, quien cree que, si las excavaciones van bien y en función del estado de conservación de la madera, podría ser incluso posible levantar los restos del buque, conservalos y exhibirlos permanentemente en un museo en Haití, lo que "ayudaría a desarrollar su industria turística".

La expedición arqueológica está patrocinada por el Canal Historia de la televisión estadounidense.

Varias semanas después de llegar al Caribe en 1492, la Santa María, con Colón a bordo, quedó a la deriva al norte de Haití y la embarcación tuvo que ser abandonada.



FUENTE _ rtve