Translate

viernes, 6 de septiembre de 2013

HERNÁN CORTÉS.

Es tiempo de aventuras, es tiempo para un tipo de hombres que conocemos como los conquistadores, hombres capaces de acciones increíbles con el propósito de engrandecer su país y de paso sus fortunas, hombres que fueron capaces de ir más allá en momentos en los que parecía que no se podía avanzar más, luchando contra todo tipo de adversidades, llegando a enfrentarse unos unos pocos contra muchos, este es el caso de Hernán Cortés, pues si hablamos de la conquista del nuevo mundo su nombre está escrito con letras de oro dentro de la historia.

HERNÁN CORTÉS

Hernán Cortés vino al mundo en Medellín, Badajoz en 1.485, fue Hijo único su padre Martín Cortés, era un hidalgo Castellano y su era Catalina Pizarro Altamirano, como podemos ver Cortés mantenía por vía materna parentesco de primo segundo con Francisco Pizarro el futuro conquistador del Perú.  


A la edad de 14 años fue mandado a estudiar a la magnífica universidad de Salamanca, en la que apenas estaría un par de años ya que lo que el buscaba eran aventuras y el estudio por el contrario  no le interesaba nada, pero sí consiguió dominar el latín y unos conocimientos suficientes para poder desempeñar el trabajo de escribano, como haría un par de años mas tarde.

En el año de 1.501 a la edad de 16 años como hemos dicho abandono la universidad es en este momento donde empiezan las vicisitudes de Hernán intentando conseguir un billete que le llevara a la fama y honor, tras infructuosos intentos por embarcar  dirección al nuevo mundo, decidió probar suerte en las Campañas de Italia de mano de Don Gonzalo Fernández de Córdoba  El Gran Capitán, pero tampoco pudo ir, mientras esperaba su oportunidad se tuvo que conformar trabajando de escribano en Valladolid. Pero Cortés era un joven que solo buscaba la aventura y estas no se encontraban precisamente en tierras Españolas, finalmente en 1.504 cuando contaba con 19 años pudo embarcar rumbo a su primera aventura,su primera parada  fue en la Española, rápidamente  traba  buena amistad con Digo Velázquez ( posteriormente serían enemigos acérrimos ). Velázquez ve en ese joven la llama y la pasión por la aventura,  le tiene cierta confianza y le ofrece la posibilidad de poder embarcar en una expedición.

En 1.511 Diego Velázquez buscando mas riquezas que gloria junto a su amigo Hernán llega a Cuba Velázquez es nombrado alcalde de Santiago de Cuba, es precisamente en este tiempo donde empiezan los roces entre los dos amigos. Mientras Cortés contrae nupcias con Catalina Suárez ( un dato curioso es saber que la hermana de su reciente mujer estaba enamorada de Velázquez con lo que si el destino hubiera querido podrían a ver sido cuñados ). Poco tiempo después de la boda Cortés se separaría de Catalina olvidándola prácticamente por completo, en verdad en su mente existían otra prioridades ya que unos pocos meses antes de la boda Hernán empezó a recibir informes del  nuevo continente, la gente habla de que se puede encontrar grandes cantidades de oro, que cualquiera se puede hace con esas grandes riquezas y a demás hay numerosas gentes salvajes que se tienen que evangelizar rápidamente.

Hernán Cortés prepara un plan para explorar aquellas tierras que posteriormente se llamarían Nueva España  Los territorios de México , esta información llegó de manos de los adelantados  entre ellos se encontraba Gerónimo de Aguilar, un buen conocedor de la lengua Maya y que a la postre sería crucial en los planes de Cortés para los posibles encuentros con indígenas. Gracias a su mordaz lengua y carisma los preparativos continúan a buen ritmo y es capaz de reunir a más de 600 para su causa 16 caballos, 10 piezas artilleras de cobre y cuatro más ligeras.

Pero Diego Velázquez se entera de las intenciones de Hernán Cortés, intentando adelantarse a sus propios planes de llegar a la nueva tierra y decide retirarlo de la expedición. Pronto se da cuenta que ya es demasiado tarde, Cortés ha conseguido una pequeña flotilla de 11 buques que ya ponen rumbo a la costa de México.


El primer contacto que se produjo entre Cortés y los Indígenas, fue en  La isla de Cozumel, que era un importante centro religioso y puerto comercial Maya, el Batab  que se podía considerar como el ( gobernante local de la ciudad ) fue invitado a que dejaran sus creencias y adoptaran la única fe verdadera que no eran otras que la del cristianismo, dando orden a sus hombre de destruir todos los ídolos Mayas poniendo en su lugar cruces e imágenes de la Virgen María, mas tarde Carlos I diría en su biografía  de estos hechos lo siguiente:

Espantáronse los isleños de ver aquella flota y metiéronse al monte, dejando desamparadas sus casas y haciendas. Entraron algunos españoles la tierra adentro y hallaron cuatro mujeres con tres criaturas y trajéronlas a Cortés, y por señas de los indios que consigo llevaba, entendió que la una dellas era la señora de aquella tierra y madre de los niños. Hízole Cortés buen tratamiento, y ella hizo venir allí a su marido, el cual mandó dar a los españoles buenas posadas y regalarlos muchos. Y cuando vio Cortés que ya estaban asegurados y contentos, comenzó a predicarles la fe de Cristo . Mandó a la lengua que llevaba, que les dijese que les quería dar otro mejor Dios que el que tenían. Rogóles que adorasen la Cruz y una imagen de Nuestra Señora, y dijeron que les placía. Llevólos a su templo y quebrantóles los ídolos y puso en lugar dellos cruces y imágines de Nuestra Señora, lo cual todo tuvieron los indios por bueno. Estando allí Cortés nunca sacrificaron hombres, que lo solían hacer cada día.


CORTÉS DESEMBARCANDO.

En 1.519 Cortés se encuentra de nuevo a Gerónimo de Aguilar que había sobre vivido al naufragio del buque en el que viajaba la Santa María de la Barca, como hemos dicho antes Aguilar  era un gran conocedor de la lengua Maya, y tras su rescate decidió unirse al grupo formado por Cortés, también se recibieron noticias de otro posible superviviente que se encontraba en Chetumal y se llamaba Gonzalo Guerrero y además había conseguido escapar de la esclavitud llegando a ganarse la confianza del cacique Nacha´n Can consiguiendo convertirse en Nacom ( Jefe Militar  )  y casándose con la princesa Zazil Há con la que tuvo varios hijos. Hernán invita a Gonzalo a que se una a su expedición  pero este rehúsa incorporarse al grupo expedicionario y  decide quedarse con su mujer. ( algunos historiadores creen que  Gonzalo pudo llegar a combatir contra algunos conquistadores Españoles ).

El siguiente sitio de desembarco fue cerca de las costas de Tabasco donde se tomaron posesión de las nuevas tierras, y bajo la guía de Antón de Alaminos se bordea la costa hasta llegar el 14 de Marzo de 1.519 a la desembocadura del rio Tabasco  en las cercanías de la ciudad de Potonchán ( Putunchán ) bajo el gobierno de  Halach Uinik. Aquí se produciría una batalla muy importante llamada Centla, recogida por las palabras de López de Gómara en ( el capítulo combate o toma de Potonchan  ) de su libro la conquista de México donde decía:

Cortés se adelantó haciendo señas de paz, les habló por medio de Jerónimo de Aguilar, rogándoles los recibiesen bien, pues no venían a hacerles mal, sino a tomar agua dulce y comprar de comer, como hombres que andando por el mar, tenían necesidad de ello; por tanto, que se lo diesen, que ellos se lo pagarían muy cortésmente.

A lo que las autoridades de  Potonchan mandaron provisionar de agua y comida para que prosiguieran su marcha, a lo que Cortés insistió que le dejaran entrar en la ciudad.

Replicaron los indios que no querían consejos de gente que no conocían, ni menos acogerlos en sus casas, porque les parecían hombres terribles y mandones, y que si querían agua, que la cogiesen del río o hiciesen pozos en la tierra, que así hacían ellos cuando la necesitaban. Entonces Cortés, viendo que las palabras estaban de más, les dijo que de ninguna manera podía dejar de entrar en el lugar y ver aquella tierra, para tomar y dar relación de ella al mayor señor del mundo, que allí le enviaba; por eso, que lo tuviesen por bueno, pues él lo deseaba hacer por las buenas, y si no, que se encomendaría a su Dios, a sus manos y a las de sus compañeros. Los indios no decían más que se fuesen, y no intentasen echar bravatas en tierra ajena, porque de ninguna manera le consentirían salir a ella ni entrar en su pueblo, antes bien le avisaban que si enseguida no se marchaban de allí, le matarían a él y a cuantos con él iban.

Cortés entonces atacó a los indígenas por los flancos produciéndose una terrible batalla y terminando con la derrota de Potonchan, acto seguido la tropas Españolas entraron en la ciudad:

Los españoles escudriñaron las casas y no hallaron más que maíz y gallipavos, y algunas cosas de algodón, y poco rastro de oro, pues no había dentro más que cuatrocientos hombres de guerra defendiendo el lugar. Se derramó mucha sangre de indios en la toma de ese lugar, por pelear desnudos; los heridos fueron muchos y cautivos quedaron pocos; los muertos no se contaron. Cortés se aposentó en el templo de los ídolos con todos los españoles, y cupieron muy a placer, porque tiene un patio y unas salas muy buenas y grandes. Durmieron allí aquella noche con buena guarda, como en casa de enemigos, más los indios no se atrevieron a nada. De esa manera se tomó Potonchan, que fue la primera ciudad que Hernán Cortés ganó por la fuerza en lo que descubrió y conquistó.



( En esta batalla intervino por primera vez el caballo y fue una baza importante en la toma. Los indios no conocía de su existencia y era para ellos un animal totalmente desconocido y les atemorizaba con el ruido que producían gracias a los cascabeles que portaban ).

Tras la derrota las autoridades de Tabasco ofrecieron víveres, joyas, hermosos tejidos a modo de tributo y un buen número de esclavas ya que los indios se dieron cuenta que no portaban mujeres entre ellos, de esta manera intentarían aplacar la ira de los hombres barbados. Cortés acepto de buen grado todos los tributos y mandó que todas la mujeres fueran bautizadas para poder entregárselas a sus hombres ya que de otra manera no podrían estar con ellos, entre todas estas mujeres se encontraba Malintzin a la que se le puso el nombre de Marina y posteriormente se conocería como ( Malinche ) también sería crucial en la conquista de México, era una mujer inteligente y conocía tanto la lengua Maya como la Náhuatl algo crucial ya que Aguilar no conocía el Náuhatl, y sobre todo conocía las costumbres de los indios, su gran fidelidad hacia los Españoles y sobre todo a Hernán Cortés la convirtió en su amante.

CORTÉS JUNTO A MALINCHE.

Mientras desde la lejanía el líder Maya Moctezuma observaba como los Españoles poco a poco se iban asentando, en aquellas tierras con lo que decide enviar algunos espías  con la intención de averigua que traman esos hombres barbudos. Una vieja leyenda hablaba del dios Quetzalcoalt que fue guía del pueblo Maya durante un tiempo y se marchó con la promesa de regresar algún día. Con la llegada de estos extraños montados en esos animales y con ese poder de matar a sus hombres con unas extrañas armas que lanzaban fuego con el sonido del trueno eran capaces de congelar el alma de los Mayas, quien si no un dios podría disponer de semejante poder y lo más importante la apariencia era del todo parecía con su dios aquel que prometió su regreso algún día.


Pronto llegan los intentos de comunicarse pero surgió un problema Aguilar no era capaz de entender esta nueva lengua, es aquí cuando aparece la joven Marina que se acerca lentamente a ellos y empieza a dialogar Cortés sorprendido y satisfecho por poder contar con alguien capaz de entender a estos nuevos Indios, empieza una breve negociación, los Españoles consiguen poder entrar en territorio Azteca, sin ninguna oposición.

Hernán se instalo con sus hombres cerca de la ciudad de Quiahuiztlan que estaba habitada por Totonacas ( esta cuidad tiempo después se transformaría en la ciudad Villa Rica de la Vera Cruz ), Cortés obserba con el paso de los días que el imperio Azteca no carecía de enemigos , con lo que pronto entendió que las alianzas le facilitarían el camino hacia Tenochtitlan, por consiguiente una de las primeras alianzas en formarse fue con el pueblo Totonaca, que aportaría 1.300 guerreros, el principal acuerdo llegado por la alianza sería una vez derrotado los Aztecas el pueblo Totonaca sería libre a lo que Cortés acepto sin reparos.

Los Españoles eran muy conscientes de la superioridad técnica y táctica de la que disponían sobre los Indios y no estaban dispuestos a desperdiciarla y con la ayuda de las tribus en contra de los Aztecas todo se ponía de cara, pero no todos los indios estaban dispuestos ha ayudarles como los Tlaxcaltecas, que se enfrentaron a los Españoles, pero siempre eran repelidos por las armas de Cortés. Viendo estos que los hombres barbudos aguantaban todas sus embestidas reúnen a sus chamanes y estos  determinan que al ser hijos de los dioses y de la luz por el día no se les podrá causar daño, pero por la noche serán vulnerables por consiguiente deciden que el ataque será al caer la noche. Marina astuta como era, sospecha de las intenciones de los Tlaxcaltecas y los ve llegar escondidos al abrigo de la oscuridad, rápidamente avisa a Cortés que sitúa a sus hombres para defenderse del ataque nuevamente los Tlaxcaltecas son derrotados.

Tras estos combates Hernán a sufrido algunas bajas y se ve obligado atener que dividir sus fuerzas aún más ya que en la ciudad de Vera Cruz tiene que dejar acuartelados algunos hombres para su defensa, pero no ha llegado hasta aquí para detenerse y  decide continúar avanzando, el 16 de Agosto de 1.519 con su ejército de 1.300 Totonacas, 200 indios de carga, 6 cañones, 400 soldados Españoles y 15 de caballería se adentran hacia el interior hacia el corazón del imperio.



Hernán Cortés se acerca a los aliados Aztecas de Cholula siendo la segunda ciudad más grande con 30.000 habitantes. Bernal Díaz del Castillo, nos cuenta en su crónica que tras recibir a Cortés intentaron tenderles una emboscada para exterminarlos, pudiendo ver a un costado las varas con collares  para ser llevados a Tenochtittlan , para su posterior sacrificio, también menciona que una anciana alerto a Cortés de la trampa, Cortés, mandando atacar de inmediato, esta batalla se conocería más tarde como la Matanza de Cholula en la que perecieron más de 5.000 hombres en solo 5 horas.

MATANZA DE CHOLULA



Los Aztecas, realmente están desconcertados, quiénes son esos hombres, algunos están montados encima de unas extrañas criaturas que no paran de hacer ruido cuando se mueven, también portan una especie de troncos capaces de  lanzar fuego a mucha distancia, parecen imparables. Pronto los Españoles llegan a las puertas de Tenochtitlán, la gran capital del Imperio, se muestra majestuosa delante de Hernán Cortés. Un valeroso Capitán sube corriendo a la cima del volcán Popocatépetl y observa una ciudad casi flotante, muy parecida a  aquella de la vieja Europa ( Venecia ), lógico que tuviera esa visión ya que muchos hombres habían estado en las guerras de Italia. La ciudad se levantaba sobre unas lagunas, cuenta la leyenda que en su época mas dorada pudo llegar a tener 1.000.000 de Aztecas viviendo en ella, allí frente a la grandeza de un Imperio se encontraba Cortés con sus hombres. Serían capaces de llevar acabo tamaña hazaña.


Moctezuma quiere conocer a Hérnan Cortés quería saber si realmente era aquel que hablaban las profecías, de esta manera se pacta un encuentro  y el 8 de noviembre de 1.522 Cortés entra en la ciudad para reunirse con Moctezuma.

En las crónicas de la nueva España encontramos una descripción de Moctezuma, de mano de Cervantes de Salazar, donde decía:


Era pues Moctezuma hombre de mediana disposición, acompañada con cierta gravedad y majestad real,que parecía bien quién era aun a los que no le conocían. Era delgado de pocas carnes,el color baza como de loro, de la manera que todos los de su nación, traía el cabello largo muy negro y reluciente, casi hasta los hombros, tenía barba muy rara, con pocos pelos negros y casi tan largos como un xeme, los ojos negros, el mirar grave, que mirándole convidaba a amarle y reverenciarle. Era hombre de buenas fuerzas, suelto y ligero, tiraba bien el arco, nadaba bien y hacía bien todos sus ejercicios de guerra, esto le hacía ser amado y temido ca así de lo que sus pasados le habían dicho, como de la experiencia que el tenía, sabía que eran de tal condición sus vasallos que no podían ser bien gobernados y mantenidos en justicia si no con rigor y gravedad.   


Hay que imaginar la estampa de los Españoles entrando en la ciudad Cortés dividió a sus hombres en 5 líneas, en la primera a la cabeza iría él y tres de sus capitanes, a lomos de sus caballos adornados de cascabeles, en segunda Línea un grupo de ballesteros con las armas cargadas, en tercera Línea el grueso de la caballería un total de 12 caballos en la cuarta línea los arcabuceros y detrás los indios aliados.

La visión impresionaba y los indios observaban como lentamente entraban los Españoles en su casa. Es importante decir que algunos hombres de Cortés estaban muy nerviosos veían que todo aquello sería una encerrona lo que posteriormente llevaría a Cortés a exponer el miedo de sus hombres a Moctezuma, este en cambio ante la visión dada por los Españoles en la entrada de la ciudad creía casi con total seguridad que eran los enviados de Quetzalcóatl  (o Serpiente Emplumada), por ese motivo llegó a entregar el tocado del dios Quetzalcóatl a modo de reconocimiento de la divinidad de los Españoles ( este Penacho de Moctezuma  fue enviado posteriormente igual que otros presentes a la corte del carlos V  ).

Hernán Cortés y sus hombres fueron conducidos al templo de Axavácatl ( el palacio del padre de Moctezuma ) y allí donde fueron hospedados, en días sucesivos los Españoles visitaron la ciudad incluso el gran CÚ ( templo ) de la ciudad gemela del imperio Tlatelolco y su imponente mercado  siendo este el doble de grande que la plaza mayor de Salamanca considerada por entonces la más grande de la cristiandad. Pocos días después los españoles levantaron una capilla con permiso de Moctezuma en su alojamiento. Buscando el mejor sitio para su emplazamiento un hombre de Hernán encontró una pared que escondía una puerta tapiada, entonces recordaron que se decía que en aquellos aposentos se encontraban los tesoros que había reunido el  padre de Moctezuma  Axavácatl.

Hernán Cortés dio orden de abrir la puerta y entrar para ver que había, al poco la entrada estaba abierta y pudieron ver un enorme tesoro, rápidamente tapiaron de nuevo la pared. Tras el descubrimiento los Españoles empezaron nuevamente a recelar de las intenciones de los Aztecas y cuatro de los capitanes y 12 de sus hombres comentaron a Cortés que tal vez sería buena idea de tomar como rehén amistoso a Moctezuma, en un principio Cortés era reacio a tal acción, pero llegaron trágicas noticias procedentes de Villa Rica de Vera Cruz. Una batalla entre los Mexicas de Cuauhpopoca y los Totonacas, había traído malas consecuencias para los intereses Españoles, ya que en el conflicto Juan de Escalante alguacil y siete hombres más habían muerto, esto daba entender de que los extranjeros no eran invencibles y por lo tanto no podían ser semidioses, un soldado Español fue hecho prisionero pero murió a consecuencia de las heridas en batalla con lo que se le cortó la cabeza y fue enviada al emperador Azteca, a modo de tributo, pero este no hizo caso y se negó a colocarla en el templo.

La situación se empieza a tensar, Cortés pide explicaciones a Moctezuma que niega ser el responsable de lo sucedido, los hombres de Hernán no se lo creen, la solución es entregarse de manera amistosa para evitar males mayores Doña Marina recomienda a Moctezuma que acceda si no desea ver correr la sangre innecesariamente, finalmente accede y proclama que se entrega de propia voluntad evitando de esta manera la suspicacias de su hombres, otra de las exigencias de los Españoles fue la de  dar castigo a los perpetradores de los incidentes en Vera Cruz, que una vez capturados dijeron actuar por orden del soberano Azteca , luego fueron sentenciados a morir en la hoguera, tras estas acusaciones consiguió que Moctezuma se declarase vasallo de Carlo V. Tras esto la casta sacerdotal Azteca y los nobles se conjuraron para aniquilar a los Españoles.

Por otro lado Diego Velázquez manda reclutar hombres para fletar una escuadra que valla en busca de los rebeldes, al mando pone a Pánfilo de Narváez, que con 18 naves, casi 1.000 soldados 80 jinetes y un buen número de piezas artilleras, parte en busca de Cortés. Hernán se entera de la situación y se ve obligado a partir al encuentro de Pánfilo con lo que deja una pequeña guarnición de poco mas de un centenar de hombres al mando de Pedro de Alvarado en Tenochtitlan y él con 300 hombres y varios cientos de indios aliados se dirige para enfrentarse con Narváez. ( como curiosidad hay que decir que la fidelidad de los hombres embarcados era mas que dudosa ya que estos sabían de los logros de Cortés y de las riquezas  conseguidas  por lo que la tragedia se podía producir si las cosas no fueran muy bien por lo que no dudarían en cambiar de bando si se daba el caso). Una vez en tierra, Pánfilo sitúa su base en una pirámide cercana, muy seguro de su superioridad, no vio necesario poner mucha guardia, Cortés aprovechaesta situación y al amparo de la noche incursiona en el campamento, sube a la Pirámide con unos pocos hombres, sorprendiendo a Narváez que se levanta sobresaltado empuñando su espada se enfrenta a los asaltantes  que en el transcurso de la lucha le salta un ojo de un mandoble, gracias a esto no se derrama sangre y los hombres de Pánfilo como hemos comentado antes ya no dudan en pasar al bando de Cortés con lo que en un momento triplica sus efectivos, lo que parecía la gran derrota de Hernán se convierte en una victoria, Pánfilo de Narváez  regresó a Cuba con el rabo entre las piernas, con algunos pocos que no se unieron  a Cortés.

Mientras en Tenochtitlán Alvarado teme que los Indios se organicen aprovechando las fiestas rituales, en estas se realizaban un gran número de sacrificios, donde se utilizan a jóvenes de cuerpos perfectos que durante el año anterior eran cuidados con todos los privilegios posibles, con el fin último de entregarlos como tributo a los dioses. Alvarado está preocupado por la situación y como  cristianos no pueden permitir tales actos y justo cuando están a punto de realizar los sacrificios los Españoles entran en acción a sangre y fuego causando una gran cantidad de bajas entre la nobleza Azteca y quitándoles posteriormente las joyas que estos portaban, ante estos actos los Aztecas entran en cólera y se revelaron en contra de su líder, Alvarado junto a sus hombres no serán capaces de detener los acontecimientos que se avecinan.


REPRESENTACIÓN DE LA NOCHE TRISTE.
Cuando llega Hernán Cortés se encuentra con la nueva situación, los hombres de Alvarado están sitiados y los Aztecas están muy violentos y sedientos de sangre, miles de guerreros enfurecidos con el solo objetivo de hacer pagar a los Españoles el intento de arrebatarles sus más profundas creencias, dispuestos a morir si era necesario, se tenía que acabar con ellos  a cualquier precio. Cortés junto con sus nuevos hombres liberan al hermano de Moctezuma Cuitlhuac para que intente negociar la paz pero este se pone del lado de los Méxicas a la ordenes Cuauhtémoc. Hernán consigue que Moctezuma intente apaciguar los ánimos , que dejen salir a los Españoles de la ciudad, mientras este exponía la situación a su pueblo de entre la multitud salió volando una piedra que impactó en la cabeza de Moctezuma causándole la muerte.


Tras esto los soldados Españoles se refugiaron en sus estancias, rodeados por miles de Aztecas, pronto el asedio al que estaban sometido se vio complicado por la falta de provisiones como el agua, las municiones y los alimentos, lo único que podían hacer era una retirada. El 30 de Julio  de 1.520 bajo una incesante lluvia comenzó la travesía aprovechando la oscuridad de la noche, esta acción pasaría a la historia como la noche triste, mientras los Españoles intentaban salir fueron vistos por una anciana que dio la voz de alarma y en un instante cientos de guerreros Aztecas estaban hostigando a los Españoles, el desconcierto se apoderó de los hombres de Cortés que intentaban huir por las calzadas, otros en canoas eso si todos con las alforjas llenas de oro, llegando algunos a quitarse las armaduras para poder cargar más cantidad del valioso metal, esto propicio que cayeran una gran cantidad de Españoles sobre todo los que arribaron con Narváez que ciegos por la riquezas obtenidas no comprendieron la gravedad de la situación, se perdieron también gran cantidad de piezas artilleras y de caballos como una gran parte del tesoro transportado. Mientras los hombres de Cortés seguían avanzando en su huida, los Españoles cada vez tenían mas bajas y los numerosos heridos no encontraban un momento de respiro ya que los Aztecas les perseguían en su retirada sin descanso, pero el 7 de Julio cerca de Otumba Cortés decide hacer frente a sus perseguidores reagrupa a sus hombres y presenta batalla a los Aztecas logrando derrotarlos.

Tras la derrota sufrida Hernán y sus aliados se refugiaron en la ciudad Tlaxcala para reorganizarse y preparar al contra ataque. De  los 1.200 hombres que tenía Cortés ahora solo cuenta con 400 y una pequeña tropa auxiliar de indios aliados, aun con todo esto Cortés se lanza de nuevo hacia Tenochtitlán y consigue poner la cuidad en sitio, manda traer los navíos pieza por pieza con la intención de poner rápidamente fin al asedio, cortando cualquier posibilidad de obtener provisiones. Tras 75 días de sangrientas luchas la guerra parece llegar a su fin el pueblo Azteca a pagado un alto precio ya que en su resistencia han muerto la mayoría y los que han evitado las balas y espadas Españolas se han enfrentado a las enfermedades y el hambre, Cuauhtémoc al verlo todo perdido intenta escapa con su familia y unos cuantos fieles en una canoa, pero fueron interceptados por un bergantin pilotado por Gracia Holguín, el líder Azteca tras ser apresado exigió ser llevado ante Cortés, una vez en presencia de este, Cuauhtémoc le pide a Cortés que lo mate ya que no había sido capaz de defender a su pueblo ni su ciudad, esto lo explica el mismo Cortés en su tercera carta a Carlos V donde decía:

Llegóse a mi y díjome en su lengua, que ya él había hecho todo lo que de su parte era obligado para defenderse a sí y a los suyos hasta venir a aquel estado, que ahora hiciese de él lo que yo quisiese, y puso la mano en un puñal que yo tenía, diciéndome que le diese de puñaladas y le matase.


Para desgracia de Cuauhtémoc su tormento solo acababa de empezar, ya que fue torturado para sonsacarle donde se encontraba el resto del oro, la tortura empleada fue mojarle las manos y los pies en aceite para quemárselos posteriormente, la realidad es que pocas cosas se sacaron de aquello, tras la tortura Cuauhtémoc le quedaron secuelas importantes se quedó tullido y cojo, aun así continuó gobernando a su pueblo, eso si siempre bajo mandato de Cortés, finalmente Cuauhtémoc sería colgado por una supuesta conspiración en contra de Cortés, pero sobre ese tema no están muy claras las cosas.


CUAUHTEMOC SIENDO TORTURADO.

En Septiembre de 1.522 se puede decir que finaliza de manera oficial la conquista  de México, en poco más de 2 años y medio todo parecía haber terminado. Pero Cortes ávido de mas riquezas manda varias misiones de exploración en dirección a las Hibueras ( Honduras ) y se puede considerar a Hernán Cortés como el descubridor oficial de la baja California que en un principio pensó que se trataba de una isla.

Aquí, podemos ver en palabras de Garcia Ordoñez de Montalvo, una descripción de california, recogidas en Las Sergas de Esplandián: 

Sabed que a la diestra mano de las Indias existe una isla llamada California muy cerca de un costado del Paraíso Terrenal; y estaba poblada por mujeres negras, sin que existiera allí un hombre, pues vivían a la manera de las amazonas. Eran de bellos y robustos cuerpos, fogoso valor y gran fuerza. Su isla era la más fuerte de todo el mundo, con sus escarpados farallones y sus pétreas costas. Sus armas eran todas de oro y del mismo metal eran los arneses de las bestias salvajes que ellas acostumbraban domar para montarlas, porque en toda la isla no había otro metal que el oro.


ISLA DE CALIFORNIA MAPA DEL SIGLO XVII

Hernán Cortés también llegó al pacífico y sobre todo dejó una gran cantidad de escritos con grandes aportaciones en geografía dando a conocer los nuevos territorios para posteriores descubridores. Tuvo un hijo con Doña Marina, Martin que claro no pudo ser reconocido ya que era un hijo ilegítimo, y su verdadera mujer de ninguna manera dejaría que Cortés reconociera a ese bastardo mas aun Catalina reivindicaba su derecho de esposa, en este punto nos encontramos con una de esas acciones que hacen que un hombre entre en las páginas negras de la historia (una  leyenda negra cuenta que estando Marina de parto y claro esta Catalina enfurecida por tal cosa que durante la cena las palabras entre Cortés y su mujer subieron su tono de manera considerable, Catalina abandono la mesa con intención de irse a dormir , pero Cortés se marchó tras ella y al poco salió de la habitación gritando que su mujer había fallecido, cuando la gente entra en los aposentos encuentran a Catalina postrada en el lecho y con el collar de oro roto, nadie se atrevió a decir nada ), pero para nosotros creo que la cosa queda muy clara Cortés mató  a su mujer actuando de manera cobarde y despreciable.

En 1.540 regresa a España para tener audiencia con Carlos V con el rey siempre había cumplido, todos los botines conseguidos en su búsqueda, siempre había entregado un quinto para las arcas del rey como mandaba la ley. Con 55 años se marcha a tierras Africanas en la campaña militar de Argel, es nombrado Marqués y contrae nuevas nupcias con Juana Ramírez de Arellano de Zúñiga, hija del conde de Aguilar y sobrina del Duque de Béjar. Doña Juana se establece en el pueblo de Cuernavaca, viviendo en el palacio construido en 1.526. De este matrimonio nacieron cinco hijos: Luis Cortés, Catalina Cortés fallecida al poco de nacer, , María Cortés, Catalina Cortés ( no confundir con la anterior ) y Juana Cortés. Martin Cortés sería reconocido como hijo legítimo mas tarde.

Con 61 años cansado y enfermo Hernán Cortés moría el 2 de Septiembre de 1.547 en Castilleja de la cuesta, fue enterrado en el Monasterio de san Isidoro del Campo, en la cripta del duque de Medina sidonia, bajo de las gradas del altar mayor, con un epitafio que le dedicó su hijo Martín en el que decía:

Padre cuya muerte impropiamente.
Aqueste bajo mundo poseía, Valor que nuestra edad enriquecía.
Descansa ahora en paz, eternamente.

Aquel héroe que logró conquistar el imperio Azteca demostrando su valor, arrojo y determinación,  finalmente había muerto, desaparecía el más grande conquistador, aquel que de joven desde su ciudad natal soñaba con mil aventuras, había  conseguido escribir su nombre con letras de oro dentro de la historia, este fue Hernán cortés y esta su vida y así lo hemos recordado.


LIBROS RELACIONADOS:







Biografía de Hernán Cortés (1485- 1547), uno de los personajes más importantes de la Conquista de América, «pilar de hispanidad», practicante de las armas y de las letras, cuyas hazañas parecen aventuras quijotescas y cuya personalidad aparece reflejada con minuciosidad gracias a su mejor biógrafo: Salvador de M adariaga, uno de los más grandes historiadores españoles de la primera mitad del siglo xx.




DOCUMENTAL:




AUDIO DEL ARTÍCULO: