Translate

lunes, 1 de septiembre de 2014

ALICANTE FUE EN SU ORÍGEN CARTAGINESA Y LA QUEMARON LOS ROMANOS

NOTICIAS:


YACIMIENTO DE TOSSAL ( MANISES )


Alicante —o el embrión de lo que luego sería— no duró en sus orígenes ni medio siglo como ciudad. Creada por los cartagineses en la segunda mitad del siglo III a. C., fue quemada por los romanos a finales de ese mismo siglo.
Las últimas excavaciones del mes de julio en el Tossal de Manises, en el barrio de La Albufereta, corroboraron varios aspectos que los arqueólogos sospechaban de este Monumento Histórico Artístico: antes del siglo III no vivió nadie en la zona. A finales de ese siglo, el emplazamiento fue arrasado violentamente por un fuego y no fue hasta 200 años después que los romanos erigieron una nueva ciudad.
Cuando el cartaginés Aníbal reconquistó Sagunt (Valencia) a los romanos, se originó el casus belli que iba a desencadenar la Segunda Guerra Púnica (218-201 a. C.) e iba a llevarse por delante todas las colonias cartaginesas, principalmente en el sureste español.
El Tossal de Manises era un lugar importante para Cartago”, dice el director del Museo Arqueológico de Alicante (Marq), Manuel Olcina. El enclave pudo tener un máximo de 5.000 habitantes entre el núcleo urbano y las villas de los alrededores. Olcina describe el lugar como “una base desde la que se dominaban 50 kilómetros de costa, con un buen caladero y conexión con vías de interior. Un incendio, que no fue puntual sino que afectó a toda la ciudad, la dejó deshabitada”.
No se sabe si el general romano Escipión arrasó la Alicante originaria antes o después de expulsar a sus enemigos de Cartago Nova (actual Cartagena). Sí, que los romanos iniciaron un ataque desde Tarragona con el objeto de cortar la línea de suministros para el general cartaginés Aníbal. Tras su heroica hazaña cruzando los Pirineos y los Alpes con elefantes incluidos, el cartaginés sembró el terror por la península itálica.
Nadie habitó el lugar durante 200 años, salvo destacamentos militares que participaron en las guerras civiles romanas”, recuerda Olcina. El emperador romano Augusto le dio carácter de municipio romano a Alicante, llamada Lucentum y que permitió a sus pobladores entrar en la vasta red de administraciones del imperio.
Tras encontrarse una cubeta que pudo ser una estructura de prensado, los próximos trabajos tendrán como objeto buscar trazas de productos agrícolas en la tierra contenida en esta estructura.

FUENTE- El País.COM