Translate

domingo, 28 de septiembre de 2014

EL ADN DE LAS GUERRERAS VIKINGAS.

NOTICIAS:


REPRESENTACIÓN DE UNA VALKIRIA

Muchas son las leyendas que rodean a la sociedad vikinga. Muchos también son los libros y películas que en ocasiones elevan su barbarie y salvajismo convirtiendo casi en un mito la leyenda negra que les acompañaba. La historia también les ha tratado con crueldad, tachando siempre de sanguinarios, asesinos y feroces a estos guerreros sin igual que arrasaban poblados con todo lo que encontraran a su paso y conquistaban territorios. Pero recientemente su cultura, a menudo violenta, no deja de sorprendernos.

Han hablado los huesos de sus cadáveres desperdigados por las costas del norte. Gracias a un reciente estudio arqueológico de ADN se ha conocido que las mujeres vikingas no eran una excepción, sino que podrían haber igualado en número a los hombres en los duros combates y razzias.Shane McLeol, del Centro de Estudios medieval y moderno de la Universidad de Australia Occidental ha señalado en la revista «Early Medieval Europe» que recientemente se han encontrado más enterramientos de mujeres nórdicas en el este de Inglaterra.

Los vikingos invadieron el este de Inglaterra cerca del año 900 d.C., y fundaron su propio reino medieval, «el Danelaw». La creencia popular sobre las mujeres en esta época las situaba como dueñas de la casa, ocupándose de las granjas y los territorios mientras los maridos luchaban en las guerras.

Sin embargo, McLeold señala en su estudio, basado en hallazgos arqueológicos que «un aumento en el número de hallazgos de joyas de estilo nórdico en las dos últimas décadas ha llevado a algunos investigadores a sugerir un mayor número de colonos femeninos». De hecho,«se ha observado que hay más artículos de vestir femeninos que los usados por los hombres», dice el estudio.

De modo que las mujeres podrían haber acompañado a los vikingos varones en sus primeras invasiones por Inglaterra en un número mucho mayor que lo que se creía hasta el momento, tal vez escondidas bajo una apariencia guerrera masculina. El estudio se ha centrado en 14 entierros vikingos de la época. Seis de ellos pertenecían a mujeres, siete eran hombres y uno era indeterminable.

«Los ajuares funerarios podrían haber engañado a los investigadores anteriores sobre el género de los invasores vikingos», sugiere el estudio. Un esqueleto con espada y escudo era tomado por masculino, habitualmente, pero ahora ya se está comprobando cada caso con análisis y ADN.

«Además de espadas y escudos, se han encontrado broches ovales que sin duda pertenecían a las mujeres vikingas de la época», que completan las conclusiones de la investigación arqueológica. También han ayudado los isótopos que se encuentran en sus huesos y revelan el lugar de nacimiento, a pesar de la dificultad.

Las mujeres, reflejadas como unas amazonas, combaten con un papel dominante y fuerte durante las salvajes batallas, demostrando que ellas también podían ser despiadadas guerreras.




FUENTE-P. Ariño | ABC.es,