Translate

jueves, 10 de abril de 2014

SUPER MEGALITOS EN RUSIA

NOTICIAS:




En muchas partes del mundo existen misteriosas estructuras antiguas construidas con grandes piedras utilizadas como materiales de construcción. Por ejemplo, la gran pirámide de Guiza en Egipto está construida con 2,3 millones de piedras de 2,5 toneladas cada una; El Trilithon de la Heliópolis de Baalbek, Líbano, consta de 3 losas de piedra que tienen un peso estimado de 1.000 toneladas cada una; El Stonehenge en Inglaterra consiste en filas circulares de piedras que pesan hasta 40 toneladas cada una. En Tiahuanaco, Perú, hay losas de piedra que pesan hasta 400 toneladas; Nan Madol en los Mares del Sur fue construido con losas de basalto que pesan hasta 50 toneladas.




Encontrado recientemente en Gornaya Shoria (Montaña Shoria), en el sur de Siberia, este sitio consiste en una formación de enormes bloques de piedra con superficies planas, ángulos rectos, y esquinas afiladas. Las piedras de granito están apiladas de forma ciclópea en una obra que hace sentir pequeño a cualquiera que la presencie. Rusia no es ajena a sitio ancestrales megalíticos, basta con mencionar lugares como Arkaim, el “Stonehenge ruso”, o la formación de Manpupuner. Sin embargo, este sitio en Shoria parece opacar a cualquier otro. De tratarse de algo hecho por el hombre, los bloques utilizados para su construcción serían sin duda alguna los más grandes jamás hallados en una edificación “humana”. Por increíble que parezca, este lugar había pasado desapercibido hasta ahora. De hecho, la primera expedición en estudiar estos megalitos fue llevada acabo hace solo unos meses. No se conocen fotografías anteriores a las obtenidas en esta expedición. Según el arqueólogo John Jensen, estos súper megalitos fueron encontrados y fotografiados por Georgy Sidorov en las montañas más australes de Siberia. Las imágenes que mostramos a continuación fueron extraídas del sitio del investigador Valery Uvarov.




Hasta ahora no se han provisto mediciones más allá de las que se observan a escala en las fotos donde aparecen personas junto a estas estructuras. No obstante se estima que los bloques serían al menos el doble o el triple de masivos que aquellos existentes en la ancestral Baalbek, y podrían pesar más de 3.000 o 4.000 toneladas. De acuerdo a algunos medios rusos, los geólogos de la expedición que tomaron las fotografías reportaron anomalías magnéticas en sus brújulas al estar cerca de estos bloques. Las agujas apuntaban en dirección opuesta a los mismos, sugiriendo la presencia de un campo magnético negativo. “Estos megalitos emergen de la densa neblina de la prehistoria, un lugar tan lejano y misterioso que cualquier conjetura acerca de sus ‘constructores’, métodos y propósito, es pura especulación; y, como tal, en lo personal me abstendría de ofrecer explicaciones concluyentes y me limitaría a decir que nuestro remoto pasado es más próspero de lo que podemos imaginar”, declaró Jensen.






Si bien la comunidad científica aún no se ha pronunciado sobre este reciente hallazgo, y se necesitan más análisis para determinar su artificialidad con certeza y descartar cualquier maravilla obra de los caprichos de la madre naturaleza, lo poco que se observa a simple vista a través de estas fotografías nos lleva a concluir que para la historia comúnmente aceptada estas pilas o muros de súper megalitos no deberían estar ahí…





 

FUENTE _ La coctelera.net