Translate

miércoles, 25 de marzo de 2015

LOS ARAGONESES INTENTAN CONQUISTAR EL REINO DE GRANADA

 CURIOSIDADES EXPRESS:




Durante el reinado de Alí Ibn Yusuf (1106 – 1143) y mediados de su reinado se produce en Granada un singular hecho de armas. Una aventura sorprendente dada la época y las circunstancias. Por aquel entonces, los mozárabes granadinos, que consiguieron conservar, con alternancias, sus ritos cristianos y derechos, están en el 1125 muy oprimidos y deciden rebelarse. Por ello estiman oportunos establecer contactos con fuerzas extranjeras debido a que sus fuerzas eran débiles, por lo que solicitan el apoyo del rey de Aragón, Alfonso, el llamado el batallador y por los árabes Ibn Rademiro o Aben Radmir. Pero el rey aragonés no lo tiene muy claro. Los mozárabes al darse cuenta que pueden perder su ayuda le esgrimen un señuelo de doce guerreros mozárabes en un registro “en el que habían inscrito a ningún viejo ni a ningún adolescente”. Además, suman a lo anterior, excitando su codicia, “describiéndole las cosas excelentes que se encuentran en Granada y que hacen de ella el país más bello del mundo”, tal como relatan las crónicas árabes de la época y que hablan de “de su gran vega, de sus producciones, de su trigo, de su cebada, de su lino, de su abundancia en seda, viñas, olivares y toda clase de frutos, de sus arroyos y de la fuerte posición de su capital, de la dlzura de sus aldeas, de la cortesía de sus ciudadanos y de la belleza de sus praderas y colinas”.


ALFONSO I DE ARAGÓN PINTURA DE FRANCISCO PADILLA 1879


El Batallador, plenamente convencido, reúne a sus mejores tropas y sale de Zaragoza a principios del septiembre de 1125. Pasa cerca de Valencia y del Alcira donde se producen una serie de escaramuzas. Atraviesan Murcia y su comarca y después van a  Vera. Posteriormente viajan a la cuenca del río Almanzora que cruza por Purchena, descansando unos ocho días en Tíjola. Se acerca a Baza, la cual asedia y devasta, pero aunque intentan apoderarse de la ciudad, finalmente no puede hacerse fuerte en ella.

Los aragoneses, tras esto, consiguen reforzarse con nuevos envíos de tropas, pasan por Zújar, Guadix y Graena y establecen un campamento en Diezma, el 7 de enero de 1126. Los granadinos, musulmanes, inician un contraataque armados de pies a cabeza, tras realizar la plegaría del miedo al día siguiente divisan el campamento en Al – nivar, la actual Nívar, al este de la ciudad. Pero el tiempo va a jugar contra el rey aragonés; lluvias y nieve, hacen que mande levantar el campamento porque el rey Alfonso pensaba que su empresa sería imposible y ordena talar y  saquear Qala – Yahsub, hoy en día Alcalá la Real, para proseguir su aventura guerrera por Luque, Cabra, Lucena en Córdoba y regresar a las comarcas granadinas de Antequera y Archidona, hasta llegar hasta la Alpujarra, Lanjarón, Vélez Bernaudalla y Motril. De aquí manda subir otra vez hasta Granada. Ocupando Dílar y Armilla para más tarde alcanzar la fuente de Alfácar. 


LA PARTE SUPERIOR SOMBREADA REPRESENTA NÍVAR DONDE ESTUVO 8 DÍAS ASENTADO EL REY ALFONSO Y SUS TROPAS Y LA ZONA CENTRAL ES LA VEGA DE GRANADA


Alfonso el Batallador, con las fuerzas flaqueando y enfermo, con la moral por los suelos, reconoce que la conquista del Reino de Granada es tarea imposible y decide regresar a sus tierras de Aragón. Esta aventura duró un año y tres meses. Los granadinos como venganza contra los mozárabes granadinos, los persiguen, asesinan y destierran.


FUENTE_RICARDO VILLA REAL