Translate

domingo, 10 de noviembre de 2013

ROMMEL EL ZORRO DEL DESIERTO.

RECOMENDACIÓN:


SINOPSIS:

Segunda Guerra Mundial. El Afrika Korps del Mariscal Edwin Rommel dominó el norte de África hasta su derrota en El Alamein. A medida que pasa el tiempo, Rommel, cada vez más decepcionado, llega a la terrible conclusión de que el Führer acabará destruyendo Alemania. Así las cosas, su estricto sentido del deber lo llevará a participar en una conspiración contra el tirano. Al fracasar el atentado del 20 de julio de 1944, recibe la orden de suicidarse. 

REPERCUSIÓN HISTÓRICA:

"Rommel el Zorro del desierto" fue probablemente la primera biografía cinematográfica dedicada a uno de los protagonistas de la 2ª Guerra Mundial. No en vano, si hubo un personaje mítico generado por dicho conflicto ese fue el mariscal Erwin Rommel.

Esta película tiene una serie de peculiaridades. Es la primera dedicada a un general de la 2ª GM. Pero también es la primera en que un país hace una película biográfica sobre un general enemigo incluso antes de hacer una película biográfica sobre uno de sus propios generales. La película tuvo bastante éxito y en 1953 se realizó una floja precuela titulada "Las ratas del desierto". Por último, es el origen de una frase famosa erróneamente atribuida a J.F. Kennedy. La frase dicha por Leo G. Carrol interpretando a Von Rundstedt es "La victoria tiene miles de padres. La derrota es huérfana". Kennedy la utilizó diez años después, en 1961, tras el fracaso de Bahía Cochinos.

James Mason no fue el primer Rommel del celuloide. Ese honor le corresponde a Erich von Stroheim por la película de 1943 "Cinco tumbas al Cairo". Pero en mi opinión, el Rommel de Mason es el mejor de los diferentes "rommels" de la pantalla. Mason consiguió imbuirle del carácter de "héroe con destino trágico" que está presente en todos aquellos que se acercan a la historia del personaje real. El Rommel de Mason no es el típico general antisemita miembro del partido nazi que podemos encontrar en producciones anteriores, sino un patriota alemán que no tiene más remedio que cumplir con las órdenes de Hitler hasta que finalmente se da cuenta de que la forma de salvar a su nación es destruir a su líder. Hay que tener en cuenta que Rommel fue una auténtica Némesis para los aliados, y que su mito no sólo fue construido por la propaganda alemana, sino también por la propia propaganda aliada. Así tenemos la paradoja de que se consiguió presentar a Rommel como una especie de "Noble Caballero Medieval " derrotado por el no menos noble Monty (personaje que todavía no tiene una biografía).

El guión de la película se basó en la biografía escrita por el teniente coronel Desmond Young, y de hecho éste se interpreta a si mismo en la película rememorando su captura por las tropas del Afrika Korps un mes antes de la primera batalla del Alamein. Young quedó impresionado por la caballerosidad de Rommel y el tratamiento dado por éste a los prisioneros británicos. No hay que olvidar que en dicho teatro de operaciones el ejército alemán no cometió ningún crimen de guerra y que el propio Rommel lo definió como la guerra sin odio. Tras la guerra Young decidió investigar sobre él y escribió el libroThe desert fox. No he tenido ocasión de leer dicha obra, pero teniendo en cuenta el tono de la película en mi opinión debía de ser bastante elogiosa.

Y ese quizás sea el principal lastre de la película desde el punto de vista histórico. Ya en la primera secuencia que trata la infructuosa "operación Flipper" para asesinar a Rommel, éste aparece retratado como un ser legendario y la auténtica causa de la supremacía militar alemana en el Norte de África. No se nos muestra nada de su vida anterior, ni ninguna de sus victorias sobre los británicos al frente del Afrika Korps, ni el porqué de su fama como militar. Evidentemente tampoco se nos dice nada de sus relaciones con Adolf Hitler y los nazis, - en 1938 llegó a ser comandante delFührerBegleitbataillon o guardia personal de Hitler, al año siguiente se le ascendió a general-, ni de su uso de la propaganda para ensalzar su figura -también era amigo de Goebels.

La película se va a centrar sobre todo en el paulatino desengaño de Rommel con respecto a Adolf Hitler comenzando por la negativa de éste último a que retirara las tropas del Afrika Korps después de la derrota sufrida en la segunda batalla del Alamein. Obviando la batalla del paso de Kasserine, tras la derrota de las fuerzas del Eje en Túnez, nos encontramos con Rommel convaleciendo en Alemania y entrando en contacto por primera vez con los conspiradores que intentan derrocar a Hitler. Pero Rommel considera que el es un militar que ha jurado obediencia a Hitler. Posteriormente es enviado a Francia y comprueba la debilidad defensas del Muro Atlántico. Al avisar a von Rundstedt, éste le dice que Hitler es quien toma las decisiones y que es aconsejado en su tarea por astrólogos. Rommel cada vez está más desilusionado, pero no será hasta después de la ineptitud de Hitler mostrada durante el Día D que no tomará la decisión de unirse a los miembros de la fallida conspiración del 20 de Julio.

En el aspecto cinematográfico la película es bastante notable. Henry Hathaway consiguió dar a la cinta un aspecto casi de "cine negro" más que de cine bélico usando la investigación de Desmond Young sobre Rommel como hilo conductor. Hathaway retrata al régimen nazi como una especie de banda mafiosa más que como un régimen tiránico. Para las escenas bélicas utilizó metraje de noticiarios, y se centró sobre todo en las interpretaciones de los actores y en los diálogos para así mostrar la evolución de Rommel desde general victorioso que confía en el Führer a conspirador contra él. Si añadimos la gran interpretación de Mason, tenemos como resultado una de esas grandes obras del cine clásico de los años 50.

TRAILER:






Artículo de - Asier Menéndez Marín