Translate

sábado, 2 de noviembre de 2013

EL ÁLAMO

Texas, es el segundo estado en extensión de la unión con 700.000 Km2, aquella tierra que fue explorada y conquistada por  aventureros Españoles . En 1716 estos colonos Españoles, se asentaron en un lugar al que llamaron San Antonio donde se construyó una misión, su fundador fue Fray Antonio de Olivares junto con la ayuda de algunos  indios Papayas, con el paso del tiempo  llegaría a convertirse en una fortaleza, y pocos años mas tarde pasaría a manos del ejercito mejicano donde se asentó la 2ª compañía Móvil de  San Carlos de Parras, la cual es mas que probable fuera la que le daría el nombre del Álamo, siendo  hoy en día es uno de los nombres mas recordados por todos los Americanos.


El 27 de Septiembre 1821 Méjico obtenía su independencia de España pasando a convertirse en uno de los países más poderosos del continente Americano, ( hay que tener en cuenta que por entonces la extensión del territorio del que disponía el nuevo país no tiene nada que ver con la actualidad ya que también poseía, Texas, Nevada, Arizona, Nuevo Méjico y California, como podemos ver un país inmenso ).

Por desgracia Méjico contaba por entonces con pocos habitantes, poseía una gran extensión de terreno que ese quedaba despoblada a causa de la escasa población,  entonces entró en juego las muchas solicitudes de los colonos Norte Americanos que querían entra en aquellas tierras vacías con la intención de poblarlas.  En 1823 entraban la primera tanda de  300 colonos guiados por  Samuel Houston, los mejicanos concedieron una tregua de una duración de 7 años en la que se permitía el acceso de los colonos para que trabajasen las tierras, aparte se les exhimirían de pagar impuestos por el uso de las tierras.

Pero el tratado fue finalizando y para colmo visto el éxito de los primeros asentamientos en Texas motivó a muchos otros a lanzarse a la aventura de forma ilegal aumentando considerablemente la población pasando fácilmente a de 25.000 esto frente a la escasa población mejicana, tarde o temprano la situación tendría que estallar. En 1834 llegaba al poder el General Santa Ana con la intención clara de que esta situación cambiara la política respecto al inmigrante de una manera drástica.

El General Santa Ana era un hombre con un carácter duro, oportunista  y algo déspota que viendo la posibilidad de negocio con la situación del territorio cedido no lo quiso dejar escapar. Entonces el gobierno mejicano empezó reformando las leyes acercándose peligrosamente a una dictadura, sustituyendo el modelo Federalista, de las primeras cosas que se hicieron fue revocar la constitución de 1824, lo que provocó las primeras revueltas de los federalistas, creándose una situación violenta que se extendería a varios de los estados mejicanos, incluso llegando a la zona fronteriza de Texas, donde se encontraban la mayoría de las colonias Norte Americanas, los cuales tampoco veían con buenos ojos la reformas presentadas por el nuevo gobierno de Santa Ana, que dejaban ver claramente la perdida de los derechos de los que se les habían dado a los colonos en su asentamiento en las nuevas tierras, primeramente se opto por desplazarse a la capital Méjico y pedir explicaciones de los cambios realizados , pero lo que se encontraron fueron las crítica por parte del gobierno de la poca adaptación a la cultura Mejicana.

En Octubre de1835 se produjo la primera confrontación entre las tropas mejicanas, contra los revolucionarios, Santa Ana había armado un ejercito al que se le llamó Ejercito de operaciones en Texas, para conseguir restablecer el orden perdido en el territorio tejano. Las tropas tejanas fueron derrotando una tras otra todas las acciones de las tropas de Santa Ana, la verdad es que la mayoría de los reclutas fueron forzados alistarse y carecían de ningún tipo de preparación para el combate. Las ultimas tropas al mando del cuñado de Santa Ana el general Martín Perfecto de Cos se rendía el 9 de Diciembre, tras e asedio de Béjar, los colonos conseguían un respiro, pero como tampoco estaban preparados para campañas de larga duración pronto regresaron a sus casas.



El general santa Ana tras las derrotas sufridas, dirigió una resolución llegando a tratar a los colonos  de piratas, acusándolos de inmiscuirse  en los asuntos de Méjico, en la misma resolución se prohibió toda la posibilidad de hacer prisioneros de guerra, pues serían ejecutados sumarísimamente de inmediato, poco después hizo llegar esta carta al presidente Norte Americano Andrew Jackson. En un acto de astucia esta carta no fue explicada del todo omitiendo claramente la que decía que no habría prisioneros de guerra, para finales de ese mismo año las tropas Tejanas habían limpiado la practica totalidad de las tropas mejicanas del territorio Tejano.

Santa Ana nuevamente reúne un nuevo ejercito para intentar recuperar Texas, consigue reunir 4.000 efectivos.

Tras la caída de San Antonio de Béjar, las tropas tejanas se asentaron en la misión del Álamo, como ya hemos dicho se había transformado en una fortaleza, Santa Ana la describió de la siguiente manera  (es una fortificación, apenas digna de ese nombre ).

Esta fortificación solo estaba preparada para resistir las acometidas de las tribus indias, pero no soportaría el cañoneo de un ejercito moderno, la extensión del complejo era de 1,2 Hectáreas, con casi 400 metros para el perímetro defensivo, contenía una plaza en la que se encontraba una capilla, al sur tenía un edificio de una sola planta conocido como el cuartel de Baja, con una empalizada de madera entre estos dos edificios, en la zona norte se encontraba un recinto para ganado y un corral para los caballos, las murallas contaban con unos 84 centímetros de espesor con una altura de entre 2,7 y 3,7 m de altura.

 El ingeniero Tejano Green B. Jameson levantó varios pasadizos con la intención de permitir a los defensores poder disparar desde las paredes, compensando la escasez de puestos de fusilamientos, el único inconveniente es que dejaba a los tiradores con medio cuerpo al descubierto, también contaban con 19 cañones que fueron abandonados por los Mejicanos, en un alarde de fanfarronería Jameson dijo a su comandante Sam Houston, que los tejanos podrían azotar a 10 invasores por cada soldado con su artillería.

La guarnición estaba insuficientemente dotada y con escasas provisiones y contaba con menos de 100 soldados, ante tan penosa situación el Coronel James C. Neill escribió una carta al gobierno  el 6 de Enero de 1836 alegando que en caso de ataque no soportarían más de tres días de asedio, por desgracia el gobierno tejano en esos momentos no pudo facilitar ningún tipo de ayuda como consecuencia de cierta agitación política.

Sam Houston  disponía de pocos hombres con los que montar una defensa que pudiera tener algún éxito, por lo que decidió marcharse para reagruparse a la espera de una situación mas favorable , pero mientras tanto ordenó a el coronel James Bowie que cogiera 30 hombres y retirase toda la artillería y destruyese el complejo del Álamo para que no se pudiera parapetar nadie en el, pero al llegar a la misión Bowie se encontró con que la guarnición no tenía a animales de carga con los que poder transportar los cañones.

Mientras en el coronel Neill intentaba convencer a Bowie que el Álamo era un punto de suma importancia y que se tenía que defender a toda costa, esto se puede ver en la carta que enviada al gobernador Henry Smith donde el coronel Jemes Bowie decía ( la Salvación de texas depende en gran medida de mantener a Bejar fuera de las manos del enemigo. Este lugar sirve como guardia de frontera militar, y si estuviera en posesión de Santa Ana, no hay fortaleza que pueda repeler su marcha hacia Sabine). El documento finalizaba así ( El coronel Neill y yo hemos llegado a la resolución solemne, de que preferimos morir en estas zanjas, en vez d dárselas al enemigo ). Bowie también mando misiva al gobierno provisional pidiendo que se le facilitasen refuerzos, dinero rifles y pólvora para los cañones, el 3 de Febrero llegaba William Barret Travis al mando de 30 hombres y unos pocos días después un grupo pequeño de voluntarios entre los cuales se encontraba Davy Crockett.

El 11 de Febrero Neill dejó el Álamo en busca de más voluntarios y una mayor cantidad de provisiones, dejando al mando a Travis el mayor en graduación, ( un dato curioso es que la mayoría de los asentados en la misión no querían a Travis como su líder y eligieron a Bowie con una gran reputación de hombre fuerte pero este decidió compartir el mando con Travis para no causar futuros problemas ).

Mientras tanto Santa Ana, continuaba con su avance por el interior del territorio tejano evitando la costa que le podía proporcionar más facilidad en el aprovisionamiento, mientras durante la marcha los nuevos reclutas eran entrenados, ya que muchos no sabían ni siquiera utilizar la mirilla del arma incluso algunos se negaban a dispara desde el hombro por el retroceso del arma, quejándose de los culatazos de esta.

 La marcha no resultaría fácil ya que faltaban mulas para el transporte de las provisiones y los cañones ya que la mayoría de los cocheros era civiles y se marcharon por falta de cobrar las pagas, por otro lado
El gran número de soldados era seguido por mujeres y niños, que de paso también se comían las pocas provisiones de las que disponían, todo y con esto el avance continuaba.

Finalmente el 16 de Febrero las tropas de Santa Ana cruzaban el rio Bravo. Pronto los problemas acentuaron más si cabe los que ya tenían, el frio y el ataque de los comanches hacía el camino mas difícil, el ejercito Mejicano acampó en las cercanías del rio Nueces a 192 Km de Béjar.

Un nuevo problema se encontrarían las tropas de Santa Ana ya que los Tejanos  habían incendiado con anterioridad el puente del rio, con lo que obligó a los Mejicanos a la construcción de un puente improvisado, para el 19 de Febrero el ejercito había conseguido pasar y acamparon a la orilla del rio Frío a unos 109 Km de Béjar.


El 16 de Febrero un colono llamado Ambrosio Rodríguez advirtió a la guarnición asentada en el Álamo que Santa Ana se acercaba rápidamente, ese mismo día el escucha de Juan Seguín, Blas de Herrera informó del paso de río Bravo de las tropas Mejicanas

Cuando estaba anocheciendo en el interior del Álamo se organizó una reunión en la que deliberar todos los rumores y las acciones que se deberían tomar, Travis por otra parte estaba convencido de que el ejercito Mejicano no llegaría a Béjar hasta marzo del próximo año pensando erróneamente que esperaría a la llegada de la primavera, tampoco creía que Santa Ana hubiese reunido una verdadera fuerza con la que invadir Texas, pero la realidad como vemos era otra muy distinta. Es aquí donde Travis lanza su famosa proclama, mirando a sus hombres dijo : Aquí quedaremos, Aquí resistiremos y aquí moriremos, victoria o muerte.

Par el 21 de Febrero el ejercito Mejicano llegaba a la orilla del rio Medina a 40 Km de Béjar, donde se encontraban acampados un grupo de Dragones al mando del General Joaquín Ramírez y Sesma , que habían llegado la tarde anterior, mientras en la misión estaba momentáneamente desprotegida a causa de unas celebraciones en Béjar, quedando protegida por solo 10 hombres, Santa Ana cuando se enteró mandó que se tomara de inmediato, pero unas lluvias repentinas echó al traste la misión de asalto ya que el rio Medina se desbordó, en la noche posterior las tropas de Santa Ana acamparon en el arroyo de León a solo 13 Km de Béjar. 

A la mañana del 23 de Febrero los habitantes de Béjar empezaron a salir del pueblo viendo la inminente llegada de Santa Ana, Travis aún desconfiando de las informaciones recibidas Situó a un hombre en la torre del campanario de la catedral de San Fernando, ( de Travis habría que decir que poseía un gran valor pero una escasa valía militar, ya que los hechos demuestran que no supo actuar  en consecuencia con las informaciones recibidas ).

Poco después mando al Capitán Philip Dimitt junto con el Teniente Benjamin Noble , para realizar funciones de espionaje situándose cerca de las tropas Mejicanas, sobre las 22: 30 AM el vigía del campanario hizo sonar las campanas ya que le pareció ver luces en la lejanía, en un principio se pensó que podrían ser los hombres enviados  por Travis, pero resultó ser una falsa alarma, viendo que tardaban en regresar decidió mandar a el Dr James Sutherland y a JohnW. Smith a caballo a ver lo que sucedía, al poco de estar por la zona pudieron reconoces a varios miembros de la caballería Mejicana a 2 Km de la ciudad.

La guarnición  que se encontraba en esos momentos en el Álamo era de 154 hombres, y 14 más ingresados en el hospital, como hemos visto los Tejanos no estaba preparados para la  llegada de los hombres de Santa Ana, con lo que se vieron obligados  a rapiñar todas las provisiones que pudieron de la casas abandonadas, la recolecta no fue mal del todo y se consiguió reunir provisiones para un mes. Las armas no serían un problema ya que contaban con una buena cantidad de fusiles que fueron capturados a los Mejicanos y una provisión de más de 19.000 cartuchos de papel, pero con una limitada cantidad de pólvora para la artillería.

Mientras la caballería Mejicana se acercaba, Travis mandó a un hombre en busca de refuerzos al coronel James Fannin situado a 161 Km en dirección sur, y mandó otro mensajero a Sutherland al alcalde de Gonzales, en la nota decía ( el enemigo esta a la vista envíen hombres y provisiones, tenemos 150  hombres y estamos determinados a defender el Álamo hasta el final ).

Las tropas Mejicanas tras tomar Béjar levantaron una bandera de color rojo sangre lo que significaba, sin cuartel, al poco sonaron las trompetas con la intención de parlamentar con los que se encontraban dentro de la misión, la respuesta de los tejanos no se hizo esperar tras la orden de Travis se cargo el cañón mas grande disparando cuatro balas impactando en medio de la guarnición mejicana, pero no causó daños graves. Bowie creyendo que Travis actuó un poco precipitadamente decidió mandar a Jemeson con una carta de comandante a comandante, pidiendo una rendición honorable, Santa Ana furioso por ver que actuaba como un igual rehusó encontrarse con el, Travis al enterarse de lo echo por Bowie mando otra carta, el cual recibió la misma respuesta, dadas las circunstancias Bowie y Travis tras limar asperezas dispararon el cañón nuevamente .

El tiempo de las negociaciones había llegado a su fin a hora era el tiempo de cruzar armas, ya estaba anocheciendo y los mejicanos dispusieron una batería en las inmediaciones de la casa de Juan Martín Veramendi gobernador de Cohuila y Texas entre 1832 y1833, Santa Ana también dispuso que la caballería al mando del general Ventura Morase ocupara de la vigilancia de el norte y el este del Álamo, intentando evitar que pudieran recibir cualquier tipo de refuerzo. Los tejanos enviaron a un grupo de hombres para que pudieran conseguir algo más de provisiones al poco regresaron con 6 mulas y con un Mejicano echo prisionero al que utilizaron para interpretar los toques de corneta del ejercito de Santa Ana, la suerte estaba echada el Álamo estaba sitiado cuanto podrían aguantar Travis y sus hombres?.


Santa mandó una última oferta de rendición a Travis pero este la rechazó,  solo se aceptó que las mujeres y niños fueran respetados y se pudieran marchar de la misión, las mujeres se despiden de sus maridos sabiendo que esta será la última vez que verán a sus maridos con vida , con lagrimas en los ojos abandonan la misión, Santa Ana le s garantizó un paso seguro proporcionándoles un salvo conducto y dos dólares a cada familia, entre estas mujeres viajaba la mujer de Dickinson que fue la encargada de dar la noticia de lo que estaba pasando a Sam Houston en Gonsalves. Tras esto mandó avanzar a sus hombres que tuvieron que ir desalojando a los tejanos que se habían atrincherado en casas cercanas a la misión, que fueron usadas como puestos de defensa avanzados, las cuales poco pudieron evitar que las tropas Mejicanas se situaran ya cerca de los muros de la misión cavando trincheras y reductos en los que pudieran poner la artillería, con una sucesión de intentos de asalto y un fuego continuado de los cañones se intentaba causar el desgaste de los hombres de Travis, pero estos no se desmoralizaban luchaban por sus vidas y demostraban una ferocidad increíble.

Una vez situado los cañones en  posición se dio orden de disparar y durante 24 horas se disparó a discreción, las defensas poco a poco iban cediendo ante aquel aluvión de hierro sobre sus muros, las cosas para los Tejanos no pintaba nada bien las provisiones empezaban a escasear y las cargas de los Mejicanos eran repelidas pero siempre con un alto coste de vidas, las paredes de la misión tras el cañoneo son prácticamente inexistentes.

Santa Ana finalmente decide que ya en momento del asalto final y prepara a 1.800 hombres divididos en cuatro columnas con la intención de atacar por cuatros puntos al mismo tiempo, los Tejanos la zona en la que se encuentra mejor defendida es al este, donde se concentrará el mayor número de las fuerzas Mejicanas, en la puerta norte se encuentra Travis defendiéndola, en la mañana del 6 de Marzo esta todo preparado para el asalto final, Santa Ana da orden de lanzar el ataque, suenan las trompetas que tocan a degüello no habrá supervivientes, el momento donde todo se decidirá está cerca, el Álamo esta a punto de ser tomado definitivamente, el intercambio de tiros se intensifica los tejanos poco a poco van retrocediendo pero están causando un buen número de bajas a los Mejicanos, Travis en la puerta norte es de los primeros en caer pero el resto de sus hombres no ceden fácilmente, Bowwie afectado por unas fiebres tifoideas murió acuchillado cuando se encontraba en la cama de la enfermería, las tropas Mejicanas ya se encontraban dentro de la plaza de la misión, la lucha se tornó aún más encarnizada , de las armas de fuego se pasó al cuerpo a cuerpo cuchillo en mano se rebanaban cuellos y se atravesaban cuerpos una verdadera  sangría, uno tras otro los defensores van cayendo, todo termina sobre las 8 de la mañana el Álamo a caído, los cuerpo se amontonaban en el campo de batalla, se dice que no quedó un solo superviviente del asalto pero eso no es del todo cierto ya que siete se rindieron a los Mejicanos.

Santa Ana, tras ver las perdidas sufridas, se acercó al general Castellón que se encontraba junto a los 7 prisioneros, este no dudó en dar la orden de que fueran fusilados, ( todo hay que decirlo en un principio los oficiales no las tenían todas en cumplir la orden, pensando que todo era fruto de la rabia, y finalmente se perdonaría a esos hombres que tan valientemente habían luchado ), pero unos zapadores sacaron sus espadas y pusieron fin a las vidas de esos hombres , de esta manera terminaron los últimos supervivientes del Álamo, las bajas totales de los Tejanos fue de 186  murieron absolutamente todos, los hombres solo se salvaron las mujeres y niños, por parte de los Mejicanos cayeron 600, si es cierto que Santa Ana había conseguido tomar el Álamo, pero pagando un gran precio.

Santa Ana ordenó que se levantara una gran pira y fueran quemados los cuerpos, rápidamente los Mejicanos se adentraron e tierras Tejanas y el 21 de Abril de 1836 la tropas fuero pilladas infraganti por las tropas de Sam Houston que al grito de recordad el Álamo abatieron a muchísimos Mejicanos capturando a 780 prisioneros entre los que se encontraba el propio General Santa Ana, que de una manera humillante no tuvo mas remedio que ceder firmando la paz y dar la  independencia de Tejas.


El sacrificio de aquellos valientes que resistieron durante 13 días, permitió que las tropas de Sam Houston se reagruparan y les pudieran vengar poco mas tarde con la derrota de los Mejicanos y la capitulación de Santa Ana dando la independencia al estado de la estrella solitaria, en 1846 Texas se incorporaba a la Unión, y se desencadenaba una nueva contienda con Méjico que pretendía recuperar lo perdido, en la guerra entre Méjico y los Estados Unidos, pero nuevamente la derrota de las tropas Mejicanas, implicaría que en el nuevo tratado de paz se perdiera, Colorado, Nevada, California, Nuevo Méjico.

El avance del nuevo país, que parecía imparable, tuvo un pequeño empujón el 23 de Enero de 1836 en aquella misión tan lejana en una localidad llamada San Antonio, el ejercito  norte Americano hoy en día en recuerdo de aquellos valientes porta con orgullo aquella frase que lanzara Sam Houston de recordad el Álamo.