Translate

domingo, 24 de noviembre de 2013

COUL MOUNTAIN.

RECOMENDACIÓN:


SINOPSIS:

Adaptación de una novela de Charles Frazier. A punto de terminar la Guerra Civil americana (1861-1865), Inman (Jude Law), un soldado confederado herido en los últimos días de la guerra, vive una auténtica odisea para regresar a su casa de Cold Mountain (Carolina del Norte) y reunirse con su prometida Ada (Nicole Kidman), que lleva años esperándolo. En su ausencia, Ada tiene que afrontar enormes dificultades para sobrevivir, pero consigue sacar adelante la granja de su padre con la ayuda de Ruby (Zellwegger), una intrépida y voluntariosa joven. 

REPERCUSIÓN HISTÓRICA:


Recientemente pusieron esta película en una cadena de televisión, y ya que estamos con la Guerra civil Americana es un buen momento para comentarla.

Dentro del cine bélico “Cold Mountain” podría calificarse como “película sobre la retaguardia”, del mismo tipo que “Tiempo de amar, tiempo de morir”. En la película hay escasamente unos 15 minutos totales de combates, el resto en realidad es la historia entre dos personas enamoradas, desde que se conocen antes de la guerra en el pueblo de Cold Mountain en Carolina del Norte, hasta su reencuentro al final de la contienda.

La película es bastante buena en mi opinión, pero no llega a ser una gran película. Principalemente porque hay algunos momentos en las que se hace lenta. Y por otro lado me parece que no hay “magia” entre Nicole Kidman y Jude Law. La que si me gusto fue Renée Zellweger. El director es el mismo que dirigió “El paciente inglés”, y de hecho es el mismo tipo de historia, pero ahora ambientada en la GCA.

Sobre la única batalla que se muestra en la película. Se trata de la Batalla de cráter durante el sitio de petersburg. El general Burnside aceptó la buena idea del coronel Henry Pleasant (comandante del 48th de Pensilvania formado sobretodo por mineros del carbón) de destruir las fortificaciones confederadas mediante una mina. Se pensó que la distancia era muy grande (unos 160 metros) pero Grant dio su consentimiento. Los mineros comenzaron a excavar y lo consiguieron. Lo curioso es que los confederados detectaron las obras de excavación, pero pensaron que la distancia era tan grande que nunca llegarían. El 30 de julio, a las 4:30 de la madrugada, las fuerzas de la unión detonaron 4 toneladas de pólvora.

La mina fue todo un éxito, lo malo es que el ataque fue dirigido por el inepto de Burnside. Como curiosidad, entre dichas fuerzas estaban dos brigadas de soldados negros. Eran la segunda oleada. Grant no los quiso poner en la primera línea para evitar que les criticaran en caso de que el asalto fallara. La explosión barrió unos 200 metros de las defensas confederadas y causó un cráter de 60 metros de largo, 20 de ancho y 10 de profundidad. Una idea de la magnitud de dicha explosión es el hecho de que la primera línea de tropas asaltantes que estaban preparadas dieron media vuelta y se retiraron. Sin embargo sus oficiales consiguieron que diesen media vuelta y se lanzasen al asalto.


El desastre ocurrió cuando las tropas de la Unión se metieron en el cráter en lugar de rodearlo. Tal y como muestra la película, fueron incapaces de salir del mismo. Las tropas se amontonaron, pero no conseguían salir. En eso llego la segunda oleada compuesta de tropas negras. En la película se muestra a un soldado negro luchando, pero en realidad fueron dos brigadas y de hecho llegaron escalar la pared opuesta del cráter y luchar cuerpo a cuerpo. Sin embargo, para entonces los rebeldes habían reposicionado su artillería y estaban machacando a las tropas de la Unión. Grant ordenó la retirada. La Unión había sufrido unas 3.800 bajas, la mitad de ellos prisioneros. La división negra sufrió más de 1000 bajas, un tercio de su fuerza total, la más alta de todas las unidades participantes. Eso es algo que tristemente no se representa en la película.

TRAILER:


                                                        Artículo de- Asier Menéndez Marín