Translate

sábado, 12 de julio de 2014

BATIDA PREVENTIVA DE LA GUARDIA CIVIL CONTRA EL EXPOLIO SUBMARINO.

NOTICIAS:


SUBMARINISTAS DE LA GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha detectado 39 infracciones administrativas en la segunda fase de la operación Ánfora para evitar el expolio de yacimientos arqueológicos subacuáticos en el marco del Plan para la Defensa del Patrimonio Histórico Español. En el fondo de las costas españolas se pueden encontrar incontables restos de naufragios, donde el saqueo descontrolado de piezas -todas protegidas por ley- ha mermado durante años el patrimonio arqueológico subacuático español. Precisamente por ello, y ante proliferación de buzos durante las vacaciones de verano, la Guardia Civil ha aumentado la vigilancia en la costa y realizado durante dos semanas un total de 597 inspecciones en clubes de buceo, zonas aledañas a puertos deportivos y embarcaciones de pesca.
El objetivo de esta operación es evitar que las piezas localizadas quedado en el fondo del mar sean sacadas y vendidas. Entre los bienes que se pueden extraer del medio subacuático destacan los restos de cerámica de ánforas, armas, monedas, objetos cotidianos de la vida a bordo e instrumentos de navegación.
De las operaciones llevadas a cabo desde el 20 al 30 de junio, se han realizado 308 inspecciones en establecimientos y clubs de buceo, 103 inspecciones de pecios y 75 embarcaciones.
La Guardia Civil se ha centrado en evitar el expolio conocido como de “pequeña escala”, cuyos casos varían desde los descubrimientos accidentales de pescadores que recuperan objetos del fondo marino, hasta buceadores dedicados a la búsqueda ilícita de materiales, que en ocasiones se apoyan en estudios documentales para su localización. Además, están los aficionados que se quedan con los objetos que encuentran.
Este tipo de actividades causan daños irreparables en los yacimientos, ya que no son extraídos con metodología arqueológica, descontextualizando los objetos que son extraídos y ocasionando la pérdida de información histórica. Con esta operación se pretende crear conciencia en aquellas personas que se dedican a buscar pecios y extraer ilegalmente este patrimonio histórico.
La operación ha contado con más de 1.500 efectivos y se ha llevado a cabo en las provincias de Barcelona, Girona, Tarragona, Valencia, Alicante, Castellón Murcia, Almería, Granada, Málaga, Algeciras, Cádiz, Huelva, Pontevedra, A Coruña, Lugo, Oviedo, Gijón, Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa, islas Baleares, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, Ceuta y Melilla, ha detallado la Guardia Civil.

VÍDEO:


FUENTE-El País.