Translate

jueves, 9 de abril de 2015

LA APARICIÓN DEL PRIMER GRAN ALMACÉN

 CURIOSIDADES EXPRESS:





El primer gran comercio o almacén fue la del “Bon Marché” en 1852, propiedad de Aristide Bocicaut que tuvo la ocurrencia de acumular mercancías de forma atractiva, y transformar toda la tienda en un gran escaparate, permitiendo que los visitantes paseasen a través de la estructura de pasillos sin tener ninguna obligación de comprar nada, presentando precios ante sus ojos y promocionando productos en oferta más baratos que la competencia. Estas técnicas van a acarrear ciertos problemas a Bocicaut, que incluso va a recibir amenazas de muerte de otros propietarios.


AU BON MARCHÉ


Bocicaut tuvo la intuición de adaptarse a los nuevos tiempos que corrían antes que otros. Es una especie de adaptación del comercio minorista a la democracia. El cliente ya no es un privilegiado de un gran señor que demanda servicios al lacayo comerciante o un cómplice o amigo del comerciante que pueda obtener mejor producto o no a un precio más o menos razonable y variable de un cliente a otro en función de la confianza entre ambos. El comprador gana en libertad de elección y responsabilidad ante su compra. Hay una visibilidad de precios que hace que se fomente la competencia y vayan bajando los precios. A partir de Bocicaut aparece en concepto de calidad, clasificaciones y marcas en los productos que se exponen para la venta. Estos grandes almacenes representaron un auge de la producción. Tras este vinieron otros grandes almacenes como fueron Samaritaine o Lafayette, con una oferta aún más grande y variada. El dependiente pasa a ser un asesor o consejero y quién decide en la compra en última instancia es el cliente.

No obstante, se critica al gran almacén porqué tiende a destruir al pequeño comercio de la esquina y explota a los proveedores que tienden a vender los productos a un precio más bajo para mantener la dinámica de precios bajos en el gran almacén. De esta forma, es impensable la venta de productos más baratos con buena calidad, con lo que los productos tienden a la baja calidad y bajo precio, hecho que lleva a la ruina a muchos proveedores que no pueden adaptarse al cambio y acaban cerrando. Para algunos Bocicaut abrió el camino al todo a un euro actual, al primar la oferta sobre la calidad del producto.