Translate

martes, 14 de abril de 2015

EL INVENTO DEL PLÁSTICO

 CURIOSIDADES EXPRESS:



Vamos a comentar que el inventor de los plásticos duros y duraderos fue un químico belga llamado Leo Hendrik Backeland. De hecho, tenemos la baquelita, que fue denominada así en reconocimiento de esta persona, que consiste en una sustancia macromolecular que permitió a su inventor descubrir la esencia general de los materiales artificiales de carácter duro y plástico. Pero no debemos menospreciar el trabajo que realizó en 1922 el químico alemán Hermann Staudinger, que permitió la entronización posterior del plástico; a partir de entonces, todos los elementos naturales usados en la industria van a tender a ser intercambiados por materiales sintéticos.


LA PESTALOTIOPSIS MICROSPORA ES UN HONGO DEL AMAZONAS QUE COME POLIURETANO DESCUBIERTO POR LA UNIVERSIDAD DE YALE


Podemos constatar la importancia del plástico en nuestras vidas. Supongamos que se volatizasen de repente todos los objetos fabricados con el plástico. Nos quedaríamos sin ropa, música, iluminación… ¡Hasta nuestra casa! Desde su invención en 1906, el plástico debido a sus características ha ido sustituyendo a objetos y materiales que se han venido usando durante milenios. Así; el papel, la madera, la piedra, la lana, la piel, el caucho… van desapareciendo de muchos tipos de objetos de nuestra vida sustituidos por los fabricados en plástico, por supuesto, sin llegar a desaparecer del todo. En la década de los 50 el cloruro de polivinilo va ir sustituyendo la madera de los revestimientos de los suelos, persianas y puertas, y a la piedra de los alféizares de las ventanas, como muestra. 

El plástico gana porque es adaptable, no se quiebra, flota y se puede pintar. Ya lo decía Otto Bayer, el inventor del poliuretano, en 1936: “el comodín que nos faltaba para ganar todas las partidas”. Un invento humano no existente de forma natural ha conquistado el planeta.

Sin embargo, estos plásticos sintéticos han demostrado tener un lado no tan bueno. La mayor parte de estos se han mostrado como un material no biodegradable como los naturales. Por tanto, el hombre ha creado una cosa maravillosa para sus quehaceres diarios pero como contrapartida se enfrenta a uno de los grandes problemas medioambientales de la historia. No podemos vivir ya sin plástico pero tampoco nos podemos deshacer de él. El plástico no se puede reparar y tiene fecha de caducidad, aunque algunos tipos como el poliuretano puede durar centenares de años, no dura para siempre por lo que lo único que se puede hacer es arrojarlo a la basura. Es de bajo costo en su fabricación pero puede dar grandes costos en su eliminación. Producimos unas cien millones de toneladas de basuras plásticas cada año, y aunque, se están haciendo progresos en cuánto al reciclaje e investigaciones para realizar materiales con la misma misión y que sean biodegradables, todavía no hemos llegado a subsanar este problema. Por tanto, en este siglo XXI, probablemente veamos mediante la investigación de nuevos materiales la sustitución de los plásticos sintéticos.