Translate

viernes, 21 de febrero de 2014

YO CLAUDIO

RECOMENDACIÓN:




SINOPSIS:

Miniserie de TV. 13 episodios. Claudio, Emperador de Roma, viendo aproximarse el final de su vida, decide escribir la historia de su familia (dinastía julio-claudia) desde el año 50 a.C. al 50 d.C. La Sibila ha profetizado que esta historia llegará a la posteridad... Famosa serie británica que adapta el texto del renombrado escritor e historiador Robert Graves, y que presenta, con finas dosis de humor y un toque de inocencia, al personaje del emperador Claudio y su visión de aquellos turbulentos y conmovedores años que atravesó el Imperio Romano, cuando la familia Julia era la más poderosa del mundo y gobernaba el mundo conocido como si se tratase de su patrimonio privado.


COMENTARIO DE LA SERIE:


Una vez leí que la serie "Yo, Claudio" debería ser considerada como el patrón con el cual comparar la series de televisión anglosajonas. No puedo estar más de acuerdo con dicha afirmación.


Robert Graves escribió la novela del mismo título en 1934 en forma de unas supuestas memorias del emperador Claudio. Al año siguiente publicó su segunda parte: "Claudio, el dios". Graves se inspiró en los trabajos de Tácito, Plutarco y sobre todo Suetonio. A diferencia de otros estudiosos de la historia romana, Graves reivindicó en esta novela el papel de Claudio como uno de los mejores emperadores romanos. Lógicamente, Graves puso la luz en las cosas buenas que hizo, y descargó la culpa de aquellas cosas malas que realizó en el abuso de confianza de los que le rodeaban, como es el caso de sus esposas Mesalina y Agripina, o del liberto Narciso. En la novela, Claudio es un ferviente republicano que debido a las circunstancias debe de ejercer como un dictador al darse cuenta de que la libertad que permitía la República siempre acababa en una guerra civil. En el fondo es una disgresión sobre los peligros de la democracia y las ventajas de una dictadura. Claudio y Augusto son "buenos dictadores" y por eso todo va bien durante su gobierno. Pero cuando hay un "mal dictador" al estilo de TiberioCalígula o Nerón, entonces todo se desmorona. Personalmente prefiero una mala democracia a una buena dictadura. Y en el caso de Claudio lo único que ocurre es que fue más listo que sus antecesores y que su predecesor pues consiguió mantenerse más tiempo, pero al final murió asesinado.


Otra característica de la obra de Graves es que los personajes femeninos son extraordinariamente fuertes y manipulativos. El paradigma es Livia, la esposa de Augusto. Si recordamos la penúltima escena de la serie "Roma" en la que las mujeres están disponiéndose para asistir al desfile triunfal de Octavio, Atia pone en su sitio a una joven Livia diciéndole aquello de mujeres mejores que tú lo han intentado y fracasaron. Con todos los respetos a los fans de la serie Roma (me incluyo), si esa escena hubiera tenido lugar, en el minuto siguiente hubiéramos visto a Atia agonizante entre retortijones después de haber sido envenenada. Como personaje de ficción, Livia es mucho mejor que Atia. Es fría, calculadora y carente de escrúpulos a la hora de mantener el poder para los suyos. En palabras de uno de sus hijos, una vez fue mordida por una serpiente y la serpiente murió.



La producción de la BBC está filmada íntegramente en estudio y realizada como si fuera una representación teatral. Es una demostración palpable de porqué los actores dramáticos ingleses tienen tanta fama. Muchos de ellos alcanzaron notoriedad aquí, como es el caso de Derek Jacobi, John Hurt o Patrick Stewart. Los productores además tuvieron un gran cuidado en mantener la fidelidad de aquello que se relata en la obra de Graves y de recrear los aposentos del palacio imperial de la Roma del siglo I AC. A diferencia de la serie "Roma" aquí sólo veremos la forma de vida de las clases poderosas. Se ven esclavos y plebeyos, pero son parte del atrezzo, no de la trama. También metieron la pata en alguna ocasión. En el primer episodio aparecen unos bustos de los emperadores Adriano y Septimio Severo, ambos del siglo II DC.



La serie supuso un shock para las audiencias porque fue una de las primeras veces en que se mostraban actrices totalmente desnudas en la pantalla. A los cinco minutos de empezar el primer capítulo y justo después de la escena en que un Claudio envejecido explica porque escribe sus memorias, tenemos la de un banquete romano con unas bellas danzarinas entreteniendo a los comensales. Ahora nos parecen escenas de lo más inocente (sólo hay que comparar con "Roma") sin embargo en aquellas fechas supusieron un auténtico escándalo. Pero sin duda la escena más impactante y famosa es aquella en la que Calígula mata a su hermana y amante. Mientras la ata y la desnuda describe lo que está a punto de realizar. La hermana se ríe porque piensa que es una broma cuando lo siguiente que escuchamos es un grito desgarrador. La escena final es la cara de un horrorizado Claudio que deja entreabierta la puerta del dormitorio de Calígula y justo cuando parece que vamos a contemplar el horror, se corta la escena y nos ponen los títulos de crédito. ¡Magistral! Nos han dejado precisamente con nuestra imaginación para recomponer la terrible escena.



En el aspecto histórico la serie cubre el período que va desde el 23 AC, al 54 DC relatando las vicisitudes de la primera dinastía de lo que conocemos ahora como Imperio Romano. Como toda ella está filmada en interiores no se nos mostrará ninguna recreación de acontecimientos históricos importantes si exceptuamos los asesinatos de los emperadores romanos. En el aspecto bélico hay tres eventos que por lo menos deben de ser nombrados: las Guerras Cántabras, la Batalla del bosque de Teutoburgo y la Conquista de Britania por Claudio. En el primero, Roma consiguió pacificar totalmente la Península Ibérica al aplastar a los cantabros del norte que aún se le resistían. Marco Agripa fundó la ciudad de César Augusta (la actual Zaragoza) tras los últimos enfrentamientos. Habían transcurrido dos siglos desde que los romanos habían llegado a la Península durante la Segunda Guerra Púnica. En el segundo, los teutones masacraron a tres legiones romanas lo que provocó que durante muchos años las fronteras romanas se detuvieran en el Rin y no avanzasen hasta el Elba. Y finalmente en el tercero, Claudio consiguió organizar eficazmente a cuatro legiones y realizar con éxito una invasión anfibia, una de las operaciones más difíciles desde el punto de vista militar (una de las legiones era la II Augusta comandada por Vespasiano, el futuro emperador). Está claro que no era tan tonto.



Imprescindible



TRAILER:



Artículo de - Asier Menéndez Marín.