Translate

lunes, 17 de febrero de 2014

TENER Y NO TENER.

RECOMENDACIÓN:




SINOPSIS:

Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Harry Morgan y Eddie son dos marineros que están en la isla de Martinica, esperando inútilmente que algún barco los contrate. Al final, se verán obligados a trabajar para la Resistencia.


COMENTARIO DE LA PELÍCULA:

Últimamente es bastante común encontrarse en diversos blogs y artículos sobre el cine actual, opiniones sobre la sobreabundancia de secuelas, precuelas y remakes de películas y que eso demuestra la falta de imaginación de los guionistas de Hollywood. Yo mismo me he lamentado más de una vez sobre ese tema.


Sin embargo lo de hacer una secuela después de un gran éxito no es algo tan nuevo. De hecho es más bien muy antiguo. Lo que ocurre es que generalmente nuestra memoria es selectiva y olvidamos las malas secuelas, mientras que las buenas las consideramos otra película independiente de aquella que la originó.



Un ejemplo de película que originó un gran número de secuelas es "Casablanca". Desde su estreno son numerosas las películas que inspiró. Desde una especie de remake con casi todo el elenco de actores originales en la cinta "Pasaje a Marsella", hasta comedias como "Una noche en Casablanca" o "Sueños de seductor". La adaptación más reciente ha sido el fiasco "El buen alemán".



Personalmente creo que la mejor secuela fue la película "Tener y no tener". Se trata de una adaptación de una novela de Hemingway que trataba del tráfico de inmigrantes ilegales. En palabras del propio Hemingway la historia era un montón de basura, pero Howard Hawks vio que podría adaptarla aprovechando el éxito de "Casablanca". Aquí en lugar de el Norte de Africa nos encontramos en la Martinica francesa bajo el régimen de Vichy. Y en lugar de inmigrantes tenemos refugiados políticos. Bogart interpreta al patrón de un barco de recreo para la pesca del pez espada. Debido a la guerra su negocio se está yendo al garete. Así que decide ganarse un sobresueldo alquilando su barco a la Resistencia francesa para que un grupo de refugiados pueda escapar del régimen colaboracionista. Con un guión tan simple, Hawks consiguió filmar una buena historia gracias a varios factores. El primero es que era un buen director. El segundo es que contaba con buenos actores, tanto principales como secundarios (a destacar "Eddie, el borrachín entrañable" interpretado por Walter Brennan). Y el tercero es que acaba de forma diferente que "Casablanca".

Pero eso no basta para que una secuela de un éxito se convierta en una gran obra cinematográfica. "Tener y no tener" brilla con luz propia gracias a un factor. Es famosa porque en esta película Bogart y la Bacall iniciaron su largo romance y la química de su relación se transmitió enteramente al celuloide. Creo que toda esa magia puede resumirse en la siguiente escena:

You know how to whistle? Don't you Steve? You just put your lips together and... blow.


TRAILER:





Artículo de- Asier Ménendez Marín.