Translate

viernes, 26 de julio de 2013

BATALLA DE LAS TERCEIRAS ( azores )


El 26 de Julio de 1582 se libro la primera batalla naval en mar abierto a cargo da la escuadra Española al mando de Don Álvaro de Bazán ( El Marques de Santa Cruz ) y la escuadra Francesa al mando de Fhilippe de Strozzi , por el trono de Portugal, que tras la muerte de Sebastián I de Portugal el rey Felipe II fue reconocido como rey de Portugal, cosa que Francia e Inglaterra no veían con buenos ojos por el consiguiente poder que alcanzaría la casa de los Austrias, estos apoyaban la causa de Don Antonio prior de Crato que también pretendía la corona Portuguesa.



Realmente el pueblo Portugués con un claro malestar por todo lo que olía a castellano, apoyan en un primer momento la subida al trono de Antonio de Crato, de inmediato las tropas del Duque de Alba se movilizan por tierra y Don Álvaro de Bazán por el estuario del Tajo frenan el intento de sublevarse a la corona española. Ya todas la posesiones Portuguesas reconocían la autoridad de Felipe II como su rey, todos excepto en las terceiras que aun apoyaban la candidatura de Antonio de Crato.

Este punto era realmente importante para la corona Española pues todos los buques que hacían la ruta desde América,  recalaban en estas islas para aprovisionarse  antes de llegar a España, no se podía permitir el perder ese punto estratégico.

Crato se ve obligado a huir tras la intervención de las tropas Españolas en Portugal y se refugia en Inglaterra bajo la protección de la reina Isabel y por parte Francesa por Catalina de Médecis, Antonio de Crato negocia para que le cedan buques y hombres para recuperar lo que cree que es suyo. 

Finalmente con la bendición de Francia y Inglaterra Crato reúne una flota con 60 naves y 7.000 soldados , al mando de Fhilippe de Strozzi, así el 16 de junio de 1532 salen de Francia con destino a las Terceiras , como primer punto para la reconquista de Portugal intentaran, asestar un golpe directo a las arca del monarca Español.

Los Españoles cuentan con 28 barcos y 4.500 infantes y por encima de todo contaban con el gran Álvaro de Bazán, al mando de su imponente Galeón San Martin de 1.000 toneladas , con una gran capacidad de fuego 48 cañones  acompañado de Lope de Figueroa con el San Mateo de 750 toneladas, también contaba con el apoyo de una segunda flota al mando de Recalde, pero no pudo estar en la batalla finalmente.

EMPIEZA LA BATALLA

La flota Española sale de Lisboa el de Julio con destino a las Treceiras, pero un temporal malogra 4 navíos que tiene que regresar para ser reparados, los Franceses ya se encuentran en posición esperando la llegada de los Españoles. Álvaro de Bazán una vez estudiada la situación y después de reunirse con sus oficiales decide atacar, por lo que la nave san Martin da las andanadas para advertir al enemigo.

Don Álvaro decidió adoptar para su flota el despliegue habitual para una formación de galeras organizando una formación cerrada en línea de frente. El Galeón San Martín, como buque insignia de Don Álvaro ocuparía el centro de la formación flanqueado por los barcos más poderosos, y a continuación lanzó sus barcos a la lucha, pero los dos primeros días el viento no fue favorable para poder mover los navíos así que solamente se dedicaron a observarse, esporádicamente se entablan pequeñas escaramuzas en los flancos de la flota española cuando un grupo de franceses se aproximaba en un intento de aislar alguno de los barcos más adelantados. Pero en todas estas ocasiones, el grueso de la flota española pudo maniobrar y ahuyentar a los incursores. Sin embargo, ya en la tarde del segundo día, los franceses decidieron actuar con tres escuadras completas. La retaguardia española, al mando de Don Miguel de Oquendo, dio la vuelta para aceptar el combate. El San Martin y el San Mateo, que en ese momento se encontraban con viento a favor.

los Franceses con el viento de popa le proporciono cierta ventaja sobre los Españoles que tenían el viento por proa.

Don Álvaro intenta varias veces de mejorar su posición pero los buques Franceses mas rápidos consiguen neutralizar todos los intentos. Los Españoles aprovechando que cae la noche maniobran sin ser detectados por los Franceses y se colocan a barlovento ( detrás ), con las primeras luces del día la escuadra Francesa se da cuenta que la desventaja ahora es suya y maniobra rápidamente para salir de esa posición.

26 de julio las cosas ahora están mas equilibradas no parece que ninguna de las dos escuadras tenga una ventaja clara sobre la otra, mantienen la distancia aproximada de tres millas una de otra y navegando en sentido contrario, el viento es flojo y en ese momento el San Mateo maniobra sin previo aviso y pone proa hacia los Franceses, Strozzi ve una oportunidad de mermar la escuadra Española hundiendo en san Mateo y se coloca en camino de intercepción con su propia nave La Capitana, acompañada de la Almiranta y tres naves mas pequeñas, las primeras andanadas de los franceses no se hacen esperar y buscan el abordaje del San Mateo la Almiranta se coloca a babor y la Capitana a estribor, mientras las otras 4 galeras se colocan a proa y apopa cañoneando, justo en ese momento el San Mateo que parecía que tenia todo en su contra lanza una andanada a quema ropa sobre la Capitana y la Almiranta sus 250 infantes se preparan para repeler el abordaje de los Franceses, tras dos horas y mas de 500 cañonazos recibidos el San Mateo esta muy dañado, pero mantiene la posición incluso Figueroa tiene que frenar el ímpetu de sus hombres pues quieren abordar las naves francesas.

En ese momento aparece Oquendo  con sus naves y la primera en llegar es la llamada Juana de 350 toneladas y seguidamente arriba el propio Oquendo  colocándose entre el San Mateo y la Almiranta lanzando una andanada y causando graves daños al enemigo, pero también recibe varios impactos que le obliga a abandonar si no quiere ser hundido, llegado este punto las formaciones se rompen y la batalla pasa a ser individual, Álvaro de Bazán con Su San Martin alcanza la Capitana y consigue abordarla, una lucha encarnizada donde a cada centímetro las tropas Españolas tienen que dar lo todo para avanzar. Un Arcabucero Español alcanzo a Strozzi, hiriéndolo gravemente posteriormente moriría a causa de este disparo, con lo cual Don Álvaro no pudo recibir la espada de manos de strozzi aceptando su derrota  por que moriría antes.

Tras esto el resto de la escuadra Francesa se retiro en todas direcciones asumiendo  la derrota y con cuantiosas perdidas 1.500 muertos incluido el Almirante y 11 naves entre ellas la Capitana, mientras que los Españoles solo tuvieron 250 bajas.





A pesar de la victoria Naval las islas aun estaban en manos de Antoni de Crato,  y viendo la situación difícil tras la batalla en intentar una incursión por tierra decide regresar a Lisboa a reparar las naves .

Un año mas tarde regresa con 98 buques con 15.000 hombres a cargo esta vez el Maestre de Campo Don Agustín Iñiguez de Zarate , en dos semanas tomo las Terceiras obligando a huir A Antoni de Crato a Francia.