Translate

viernes, 19 de julio de 2013

BATALLA DE CERIÑOLA


La batalla de Ceriñola se debe enmarcar en la segunda intervención de Don Gonzalo Fernández de Córdoba ( El Gran Capitán ) en Italia, en la guerra de Nápoles en 1503. 



Luis XII manda a Italia  su ejercito al mando de Luis de Armagnac  ( Duque de Nemours ) con 3.000 piqueros Suizos, 3.000 infantes Gascones y dos grupos de caballería pesada de unos 1.000 jinetes cada una, caballería ligera, y  26 piezas artilleras.

Por el contra el ejercito Español comandado por el Gran Capitán estaba compuesto por dos grupos de Arcabuceros de 500 hombres cada uno, 2.500 piqueros ( Alemanes ), 2.000 coseletes y ballesteros, dos grupos de caballería pesada con 400 jinetes cada una y 13 piezas artilleras, en retaguardia Don Gonzalo se guardo la Caballería ligera compuesta por 850 jinetes para apoyar a la infantería en caso de romper su línea.

La batalla tuvo lugar el 18 de Abril de 1503, duro poco desde el primer ataque de los Franceses asta su rendición apenas transcurrió una hora.



La culpa de este resultado tan fulminante fue gracias al buen hacer de Don Gonzalo Fernández de Córdoba que se preocupo en ocupar una posición ventajosa así que tomo una colina que dominaba el campo de batalla y sin dejar descansar a sus hombres cavaron fosos y levantaron un parapeto con estacas , las defensas estaban preparadas.

El Gran Capitán conocedor de las estrategias Francesas, sabia que la carga de caballería Francesa era su principal arma ya que era la mejor de su momento y cuando avanzaban parecían imparables, así que situó a los arcabuceros para recibirlos y así causar todas las bajas posibles con un coste bajo para las tropas Españolas. De esta manera movilizo a la caballería acampo abierto y así provocar a la caballería Francesa, tras una pequeña refriega los Españoles simularon una retirada, lo que la caballería Francesa aprovecho para perseguirles, pensando en su superioridad, entonces entro en juegos los arcabuceros que El Gran Capitán había situado al frente en las trincheras, que recibió a los Franceses con  armas cargadas abriendo fuego y causando grandes bajas al enemigo, también las piezas artilleras abrieron fuego, esto hizo retroceder al resto de la caballería que en su retirada los arcabuceros aun mataron a mas caballeros, tras esto todo el ejercito Francés se lanzo al ataque.



Los Franceses colocaron la artillería en vanguardia en tres grupos en diagonal  para golpear sobre las posiciones de los arcabuceros, tras este movimiento aun no se sabe muy bien porque la pólvora de los cañones Españoles explota lo que los deja fuera de combate por que no los puede alimentar para su funcionamiento.

Gonzalo Fernández de Córdoba viendo que la moral de los Españoles podía verse afectada por ese revés mirando a sus hombres les dijo no Temáis estas son las luminarias de la victoria en campo fortificado no son necesario los cañones.

La infantería en ese momento entabla combate con las tropas Españolas que los reciben arcabuzazos causando una gran cantidad de bajas, pero el ímpetu de los Franceses era tan fuerte que continuaba avanzando pese a las perdidas así que cuando estuvieron suficientemente cerca de los arcabuceros estos se retiraron para no entrar en un cuerpo a cuerpo ala vez que se daba orden a los piqueros de avanzar consiguiendo rechazar a las tropas Francesas.

Por último el Gran Capitán tras ver  la situación da la orden de salir de la zona defensiva y lanzarse al ataque en ese momento de desconcierto para los Franceses la infantería se vio rodeada por los arcabuceros ballesteros y coseletes y la caballería pesada española mermando a un más las maltrechas fuerza Francesas, por otra parte la caballería ligera Española salió al encuentro de la Francesa pero esta se retiró rápidamente lo que aprovecho la caballería ligera para lanzarse también sobre la castigada infantería Francesa que no tubo mas remedio que rendirse, por la situación insostenible en la que encontraba.

Fue una victoria aplastante para las tropas Españolas las bajas de los Franceses fueron mas o menos de unos 3.600 hombres, mientras que para los Españoles supuso alrededor de unas 100 bajas nada mas, y todo gracias a las tácticas novedosas del Gran Capitán que revoluciono la manera del futuro desarrollo en las tácticas de combate , consiguiendo por primera vez derrotar en campo abierto a la temible caballería pesada que era por aquel entonces  invencible, gracias a los arcabuceros y demostrando que con un ejercito fraccionado en unidades mas pequeñas le otorgaba mucha mas movilidad, lo que su ponía una gran ventaja en el desarrollo de la batalla.



CURIOSIDADES

Los arcabuceros Españoles  realizaron un total de 4.000 disparos en el transcurso de la batalla.

Estas unidades llamadas Coronelias fue la semilla de los famosos Tercios que durante 150 años fueron casi invencibles, de esta manera se puede decir que el Gran Capitán es el precursor de los Tercios.

Ceriñola marco desde entonces  el inicio de la infantería como núcleo preponderante en cualquier ejercito Europeo, que duro hasta la 1ª Guerra Mundial.



VÍDEOS RELACIONADOS