Translate

domingo, 3 de marzo de 2013

VLAD TEPES El Empalador

VLAD TEPES

Descripción de un delegado papal en la corte Húngara  de Vlad Tepes:

No era muy alto, pero sí corpulento y musculoso. Su apariencia era fría e inspiraba cierto espanto. Tenía la nariz aguileña, fosas nasales dilatadas, un rostro rojizo y delgado y unas pestañas muy largas que daban sombra a unos grandes ojos grises y bien abiertos; las cejas negras y tupidas le daban aspecto amenazador. Llevaba bigote, y sus pómulos sobresalientes hacían que su rostro pareciera aún más enérgico. Una cerviz de toro le ceñía la cabeza, de la que colgaba sobre unas anchas espaldas una ensortijada melena negra.

En el siglo XV Valaquia vivía tiempos difíciles siempre rodeada por enemigos, por un lado la constante amenaza del poderoso imperio Otomano en su afán constante de expansión llevando como bandera la palabra verdadera de dios, en boca de Mahoma   y por otro lado Los Húngaros eternos rivales. Esta situación nos llevará a conocer la historia  cruel  y sanguinaria de un príncipe Valaco, que durante años hizo frente a  los Turcos y los Húngaros, su nombre Vlad III pero sería conocido por todos como Vlad el Empalador.

Vlad II llamado,  (Vlad Draculea  hijo del Dragón ) nace en noviembre de 1431 Sighisoara, príncipe de Valaquia  es el segundo de tres hermanos. Valaquia por entonces se encontraba bajo la protección del Sacro Imperio Romano Germánico. Segismundo de Luxemburgo era el emperador y crea una orden para proteger a la cristiandad del poder que ejerce la media luna, la orden se conocería con el nombre de los ( Dracul  la sociedad del dragón ).

La  palabra Dracul, podría tener varios significados según su traducción, para el cristianismo Dracul se podría traducir por Dragón, en cambio para los habitantes de Valaquia la traducción es totalmente distinta en su significado ya que se traduciría por Demonio, y viendo la manera de actuar en el futuro de Vlad Tepes podríamos decir que el significado más apropiado sería este último llevando la palabra demonio a su máximo exponente en su lucha contra la media luna y por la obsesión constante de deshacerse de todos los que estuvieran en su contra y que decir de la manera tan curiosa de impartir justicia entre sus vasallos.


1431 los valacos luchan por mantener sus tierras libres, el asedio constante de los Serbios y Húngaros se podían repeler y sus tropas  cedían ante el ímpetu Valaco,  pero su pequeño ejército no era rival contra el poderoso imperio Otomano y así llego la hora de pactar con los Turcos y en 1444 Vlad II se vio forzado a tener que entregar a dos de sus tres hijos como rehenes amistosos a los Turcos, Vlad III y Radu su hermano ahora estaban bajo el control del sultán Murat de esta manera se aseguraba que Vlad II no hiciese nada.

Allí es donde creció Vlad III junto a su hermano Radu rodeado de enemigos en una tierra hostil sin saber cuanto tiempo vivirán, el odio crecía en el espíritu del joven príncipe Valaco . Pero dentro de su desazón aprovecha aquella estancia forzosa para aprender todo lo que pueda de sus enemigos, al igual que como en la antigüedad otras grandes figuras de la historia tales como Atila o Arminio aprovecharon aquella estancia junto a sus enemigos para estudiarlos y comprenderlos  para en el momento crucial asestar el golpe necesario para derrotarlos, por eso Vlad  observa como los Turcos viven, cuales son sus temores y sobre todo aprende las formas que tienen de torturar a la gente y descubre el empalamiento algo de lo que en el futuro será una de sus señas.

Bajo la tutela de Murat es donde creció y se crió  Vlad III junto a su hermano Radu rodeados de enemigos, en una tierra hostil sin saber cuanto tiempo vivirán, el odio de su espíritu hacia el Turco empieza a crecer.

En 1448  es liberado y regresa a casa solo, ya que su hermano Radu decide quedarse algo más de tiempo en tierra Turca. Nada mas llegar recibe la trágica noticia de la muerte de su padre a mano de los nobles de la zona, que se habían levantado en su contra y que lo habían asesinado apaleandolo hasta la muerte, pero el agravio no se quedó solo ahí ya que a su hermano mayor Mircea el legitimo heredero al trono de su padre había sido torturado quemandole los ojos con un hierro al rojo vivo  y enterrándolo posteriormente vivo, tal afrenta no podía quedar sin castigo lo pagarían con sus vidas.

Tras los trágicos sucesos Vlad asume el trono, y consigue que algunos Boyardos le dan su apoyo y le reconozcan  su derecho de sucesión. Ahora Vlad Dracul ya no será mas el hijo del dragón se convertirá en el hijo del demonio, pero los enemigos son muchos y logran exiliarlo haciéndolo prisionero en Hungría, una vez liberado de su cautiverio poco se sabe de lo que pasó, se dice que estuvo buscando apoyos para recuperar el trono y aprendiendo tácticas tanto militares como políticas, preparando su regreso.

En el año 1456 regresa a Valaquia y asume de nuevo el trono de esta manera empieza un nuevo reinado que se caracterizará por la venganza el odio y el terror, odiaba a todo el mundo no quería saber nada de ningún heredero ni de hijos bastardos, cuenta la leyenda que una de sus amantes le dijo que estaba embarazada y este la abrió en canal para ver si era verdad, torturaba a cualquiera no le importaba que fueran sus propios súbditos algunos incluso les hacía cavar su propia tumba obligandoles a escuchar su misa para matarlos posteriormente.


Pero existen más ejemplos como estos que relatamos a continuación.

Vlad fue de visita a un pueblo de Valaquia, vio cómo dos monjes le pedían limosna. El príncipe les preguntó que por qué pedían limosna si podían vivir sin penurias colaborando en cualquier iglesia, y éstos le respondieron que mendigando podrían saber si iban a entrar o no en el reino de los cielos, a lo que Vlad sin más miramientos, les mandó empalar y les dijo que así sus dudas quedarían resueltas de inmediato.

Vlad se encontró con un hombre trabajando en el campo que parecía falto de mujer por el aspecto de sus ropas. Al preguntarle si no estaba casado éste le dijo que sí. Vlad hizo traer a la mujer y le preguntó qué hacía en sus días, y ésta le dijo que lavar, hacer el pan y coser. Señalando a las ropas de su marido, Vlad no le creyó y decidió empalarla a pesar de que el marido afirmaba estar satisfecho con ella. Luego obligó a otra mujer a casarse con este hombre no sin antes amenazarla con el mismo destino si no cuidaba bien del campesino.

O la vez que dos monjes fueron al castillo de Vlad. Cuando éste les preguntó qué les parecían los empalamientos, uno de ellos respondió que hacía muy bien en hacerlos pues era una misión divina castigar el crimen, mientras que el otro lo condenó. Uno de los monjes fue empalado y el otro fue recompensado. Según las versiones tradicionales rumana y rusa, premió al honesto y empaló al que lo alabó.


También puso en una fuente de la plaza de la capital de Valaquia Targoviste, una copa de oro para que todo el mundo bebiera en ella, pero aquel que la robara se sometería a la justicia del príncipe. Durante los años de su reinado nadie osó robar la copa de oro.


En otro de los casos un comerciante pidió audiencia con Vlad para denunciar que le habían robado una bolsa de monedas de oro. Vlad con mirada fría lo observó y le dijo que volviera al día siguiente. Cuando el mercader retornó al día siguiente, los ladrones y todos los miembros de sus familias estaban empalados en el patio del castillo. Frente a ellos, Vlad en su trono con la bolsa robada en sus manos.
Entonces el Empalador le pidió al comerciante que contara las monedas de la bolsa, para comprobar si faltaba alguna. El aterrorizado extranjero las contó cuidadosamente y musitó finalmente:
-Sobra una.
Vlad le contestó:
-Id con Dios comerciante, tu honradez te ha salvado. Si hubieras intentado quedártela, habría ordenado que tu destino fuera el mismo que el de tus ladrones.


Su sed de sangre parecía insaciable, en 1459 se entera de que varios boyardos antes afines a su causa empiezan a dudar de sus actuaciones ven exageradas las medidas tomadas. piensan que los castigos son desproporcionados y en la mayoría de los casos crueles. Vlad decide hacer una fiesta y los convoca, donde todos coman rían y se lo pasen bien. de repente a una señal suya  los soldados entran en la sala y allí mismo algunos afortunados fueron pasados a cuchillo mientras otros no corrieron la misma suerte y fueron empalados, o quemados vivos, mientras los más jóvenes fueron  todos enviados  a realizar trabajos forzados.


En 1462 ajusticio entre 50.000 y 100.000 personas, no se hacían distinción alguna, Valacos, Turcos, Búlgaros, nadie escapaba a su ira, muy posiblemente desde de ese momento se le empezó a  conocer como Vlad Tepes ( Vlad el Empalador ).


Pero para suerte de su pueblo Tepes tenía más problemas a los que no podía ni quería ignorar como la venganza  y sobre todo la guerra que un año antes había estallado    contra los turcos, Vlad ya no estaba dispuesto a pagar mas tributo, con  un ejercito de 10.000 efectivos intentará hacer frente al poder Otomano, las primeras acciones son victoriosas para los intereses Valacos consigue someter a los Búlgaros aliados de los Turcos. Los prisioneros son numerosos, y no tiene piedad con ninguno los empala a todos y manda una carta al rey de Hungría diciéndole que había empalado a 23.833 hombres. 

En otra de sus tantas locuras, un día se presentaron ante él unos emisarios del Sultán procedentes de Estambul, enviados para intentar llegar algún tipo de acuerdo que resultara beneficiosa para ambas partes. Estos emisarios iban ataviados con sus ropas tradicionales, entre ellas el turbante. Al presentarse ante él, Vlad este les preguntó por qué no le mostraban más respeto descubriéndose la cabeza, a lo que y los turcos respondieron que esa no era costumbre en su país. Vlad, ante tamaña ofensa, los devolvió a Estambul con los turbantes clavados a los cráneos, para que de esta manera nunca se los quitasen

La locura ya se había apoderado de Tepes, levanta bosques de madera o de hierro cuando empala a sus enemigos, y para colmo ordena que le situen una mesa delante de donde estaban los empalados y de esa manera mientras cenaba tranquilamente podía ver como agonizaban esos pobres hombres, también  ordena que saquen cuencos de sangre y con un trozo de pan mojaba esa sangre y se la comía, por eso se decía que Vlad Tepes se vevía la sangre de sus victimas. en una ocasión se cuenta que mientras cenaba admirando el bosque de empalados un soldado entono sarcástico  dijo, que olía mal aquel bosque, Vlad  Tepes le miro fijamente y ordeno empalarle al lado de los demás y mientras lo hacían el le decía seguro que desde ahí los podrás oler mejor.


TEPES CENANDO TRANQUILAMENTE MIENTRAS ADMIRA EL BOSQUE DE CUERPOS EMPALADOS

Además del empalamiento, habían otros métodos de tortura con los cuales disfrutaba de igual manera al usarlos y no se puede decir que fueran mucho mejor, como por ejemplo: la amputación de miembros, como nariz y orejas, la extracción de ojos con ganchos, el estrangulamiento, la hoguera, la castración, el desollamiento, la exposición a los elementos o a fieras salvajes, la parrilla o la lenta destrucción de pechos y genitales, especialmente si eran de mujeres, como podemos ver una auténtica locura.

En otra de sus macabras actuaciones dentro de su reinado fue cuando pueblo se quejaba de los continuos robos que sufrían por parte de ladrones y asaltantes, a este poblema se unía los pobres, que según Vlad no aportaban nada más que problemas. Para zanjar este asunto de raíz, decidió organizar un festín en una casa a las afueras de la ciudad, os suena no ?esta acción no era la primera vez  que la realizaba. En ella se invitó a pobres, ladrones, tullidos, leprosos, enfermos y pordioseros, todo aquel que consideraba indeseable fue invitado, las grandes viandas y el vino estaban por doquier. Cuando ya todos estaban bien servidos de comida y borrachos de vino, Vlad se presentó con su guardia en la casa y preguntó a todos los allí reunidos si querían una vida sin privaciones ni preocupaciones y que todos los días se dieran festines como aquél, a lo que los mendigos y demás personas respondieron que sí ya que este había sido el mejor día de sus vidas. Vlad mandó a sus soldados que cerraran todas las puertas de la casa y prendieran fuego sobre ella. Nadie quedó con vida. Esto se fue repitiendo con todos los mendigos en cada comarca de su principado. Llegando a matar cerca de 3600 personas, de esta manera ponía fin a la pobreza.


Pero la guerra continuaba y Vlad Tepes decide incursionar en territorio Otomano, donde consigue derrotar a las tropas Turcas, el 11 de enero de 1462 Draculea envía una carta  a Matías Corvino diciéndole que ha cortado 24.000 cabezas enemigas sin  sumar los muertos por arder quemados en sus casas, también envió dos sacos llenas de orejas narices y cabezas al rey de  Hungría.

El miedo se apoderaba de los enemigos de Tepes y muchos abandonaron la ciudad de Estambul por miedo a su llegada,  mientras Mehmed II organizaba a sus hombres consiguendo reunir 200.000 efectivos con los que entre en tierras de Valaquia dispuesto a terminar de una vez por todas con Vlad.

En ese momento Vlad Empalador opta por la guerra de guerrillas, dado que una confrontación directa con sus es casas fuerzas hubiera sido una locura y una derrota segura, opta por retroceder en una actitud de tierra quemada no deja nada, las cosechas son envenenadas junto con los pozos , los Turcos empiezan a padecer todo tipo de enfermedades sin un motivo aparente, la realidad es que Vlad Tepes les envía a gente enferma de peste, o de tifus de esta manera Vlad poco a poco consigue que la voluntad de los turcos valla cayendo, a demás Mehmed y sus hombres no tienen prácticamente  nada que poder llevarse a la boca, todo esta envenenado, el mismo sultán piensa que esta luchando contar el mismísimo demonio. 

Verano de 1462 bajo un calor sofocante, los Turcos se presentan a las puertas de la capital Targoviste y la visión que se les presenta delante los deja horrorizados un bosque de 20.000 hombres empalados se levanta ante ellos, los Turcos atemorizados se retiran, alegando que no se puede luchar contra un fantasma, la realidad es que estaban aterrorizados ante los actos de Vlad Tepes. Tras la retirada los Turcos,trazan un plan para intentar que Tepes pierda el apoyo de los nobles valacos y que decidan apoyar a su hermano Radu,una vez movidas la fichas adecuadas y  unos documentos falsos Mehmed II  consiguie que Corvino aprese a Vlad Tepes en agosto de 1462. Mientras estaba recluido en la cárcel Vlad Tepes no cesaba en su furia descontrolada y ya que no la podía lanzar contra ninguna persona se pasaba ese tiempo torturando y empalando animalillos que podía coger, en el interior de su celda.

Tras ser liberado en 1474 intenta recuperar de nuevo su trono, busca el apoyado del príncipe Esteban Bathory de Transilvania. Juntos invadieran Valaquia al frente de un poderoso ejército formado por Transilvanos, boyardos Valacos, de los pocos que aún le daban su apoyo y un pequeño número de Moldavos enviados por el primo de Vlad Draculea, Esteban el Grande de Moldavia. Tras unas duras batallas Draculea consigue recuperar de nuevo el trono, pero Esteban Bathory tubo que regresar  a Transilvania, dejándolo solo en una posición muy débil frente a sus enemigos. Su última acción fue tres días después, cuando Vlad se lanzó a atacar a los turcos. Ya que sabía que estos estaban preparado otro gran ejército para conquistar Valaquia y poner fin a su reinado de una vez por todas colocando esta vez en el poder a  Basarab Laiota.

Los Turcos aún mantenían algunos apoyos de los nobles Boyardos, quienes les dejaron vía libre para penetrar en Valaquia, de esa manera intentarían  acabar con el Empalador de una vez por todas Y fue Basarab quien mediante una emboscada a Vlad Dracula consiguió matarlo junto con la mayoría de su guardia personal de Moldavos, de los que sólo lograron sobre vivir diez de ellos. Tras su muerte, su cara y su cabellera fueron separadas del cráneo y llevadas como trofeo a Estambul, la era de miedo llegaba a su fin, por fin la media Luna podía brillar de nuevo tranquila sin temor a que regresara de las tinieblas el mismísimo demonio. 

LIBROS RELACIONADOS:







De él  se cuenta, entre otros muchos detalles pavorosos, que solía almorzar rodeado de sus prisioneros agonizantes atravesados por un palo. El camino que conduce desde la historia real hasta la leyenda es oscuro y tortuoso, pero no es de extrañar que en el siglo XIX el escritor irlandés Bram Stoker se inspirara en el sanguinario príncipe Vlad Dracul para concebir la figura del conde Drácula, sediento de sangre, y al que, ya en el siglo XX, el cine convertirá en uno de nuestros mitos más terroríficos.




DOCUMENTAL:





AUDIO DEL TEXTO: