Translate

jueves, 25 de abril de 2013

LOS AUSTRIAS 3ª parte


los señores de los mares

La posibilidad de un Imperio que sea capaz de dominar todos los mares del mundo parece simplemente una utopía pero una vez se conseguido el poderío naval de España, le llevó irremediablemente a ser la potencia mas grande del mundo como decía Felipe II en España nunca se ponía el sol.

Armada de la carrera de Indias
No siempre fue esa armada temible tuvo ocasiones en la que sus rivales dieron buena cuenta de ella tales como en la nefasta aventura de la empresa conocida mundialmente por la Armada invencible apelativo que pusieron los Ingleses a modo de mofa para hacer su victoria más importante. Otros momentos brillantes como Lepanto o la batalla de las terceras ( Azores )y sobre todo consiguiendo mantener las rutas del oros fuera del alcance de los piratas y corsarios pagados por Inglaterra, Francia Y Holanda principalmente.

Pero empecemos por el principio durante la edad media los puntos más importantes en la construcción de barcos se localizaban en el Cantábrico, las costas Atlánticas de Andalucía y el mediterráneo. Hay que mencionar que los Andaluces ya disponían de grandes flotas en los tiempos de los Omeyas ( Árabes ), con astilleros situados en Almería y Alcacer do Sal ( Alentejo Portugués ),dominando el tráfico en el mediterráneo y manteniendo el comercio con Oriente, junto a  las peregrinaciones a la Meca. Como decían los Árabes, "los cristianos eran incapaces de hacer flotar una tabla", esta tradición marítima fue potenciada por Abd-al-Rahman II, obligado por el ataque de los Vikingos que llegaron incluso a Sevilla por el Guadalquivir.

Fernando II en la conquista de la ciudad de Sevilla, lucía en su emblema la cadena que bloqueaba el Guadalquivir y que rompiera el Almirante Bonifaz. Las naves de Roy García también intervinieron en la conquista de Murcia por Alfonso X

Al caer los califatos los principados de Badajoz, Almería, Denia y Valencia se repartieron la flota, Muyahid se hizo con el control de 120 Navíos, este acto forzó a Alfonso X construir las reales atarazanas en 1252. Como curiosidad hay que decir que disponía de un monte de donde se extraían la madera necesaria para su trabajo.

En el norte penínsular gracias a la buena cantidad de materia prima para la construcción de embarcaciones se construían naves como las Pinazas y pataches dedicadas a la pesca principalmente del besugo . Aunque también dedicadas a la protección de costas y puertos asumiendo funciones de vigilancia. Eran muy ligeras y maniobrables pero carecían de solidez, lo que las limitaba para un uso en la lucha contra el corso costero.  Este inconveniente no impidió en ningún momento que se enfrentaran a otras naves más sólidas, como sucedería en el incidente del Primrose. Pues gracias a su velocidad las convertía en buenas naves para la persecución y caza,  y por dicho motivo fueron utilizadas con mucha eficacia en la lucha contra los musulmanes.

En los siglos XIV y XV la actividad en el norte de la península crecía gracias al comercio y los privilegios reales, ya que las rutas no solamente eran de cabotaje también se unía la productiva exportación de lana a Flandes e Inglaterra, llegaron incluso al Mediterráneo adelantándose  a los comerciantes Catalanas y Genoveses.

Por entonces eran tan competentes los barcos Españoles que fueron contratados por Franceses e Ingleses para sus campañas de guerra, algunos Vascos y Cántabros llegaron incluso a dedicarse ala piratería.

Pero realmente fueron los Reyes Católicos los primeros en aprovechar de una manera mas directa la tradición marinera y armadora, en el Mediterráneo la flota Catalana dio muestras de su potencia en la campaña contra Almería, la flota Aragonesa no alcanzaría una mayor relevancia hasta el siglo siguiente. Barcelona bajo el reinado de Jaime I, se convirtió en un punto neurálgico del comercio Mediterráneo, la poderosa marina mercante y la flota guerra se fueron desarrollando al mismo tiempo ya que no fue hasta mucho tiempo después no existía diferencia entre unos buques y otros.

Sevilla
Los Reyes Católicos, continuaron con la tradición del alquiler de naves privadas para la guerra, pero como hemos dicho ante empezaron a promover la construcción de grandes barcos dando ventajas fiscales a los armadores. En 1501 se penaliza vender barcos fuera de las fronteras Españolas, algo que en cierta medida resulto contra producente pues se construían menos barcos, con lo que se tenía que continuar reclutando navíos privados.

El tráfico que se realizaba desde las Indias se reservó exclusivamente a los Navíos Españoles, eximiéndoles de impuestos y se creó la casa de contratación en Sevilla. En las exportaciones hacia el nuevo mundo participaron cerca de un millar  buques Españoles, además se creó la casa de mareantes preparando de una manera muy concienzuda a los futuros pilotos de as naves de la carrera de Indias, constituyendo de esta manera la primera institución Europea dedicada a la formación científica de navegantes, enseñandose cosmografía, lectura y elaboración de cartas náuticas y el uso correcto de la aguja de marear ( Brújula ), de esta manera gente como Álvaro de Bazán, Antón de Alaminos, Juan Díaz de Solís, Bernardino Ledesma o Pedro Quiros no salieran de la nada.

Por otra parte los barcos contaban con una oficialidad muy especializada en diversos oficios en los que no necesariamente tenían que estar relacionados con el mar, como carpinteros y calafates necesarios para poder dirigir las reparaciones que se produjeran en los viajes.

Los medios para las futuras conquistas de ultramar y el establecimiento de un nuevo imperio ya estaba en marcha.
España ya estaba preparada para su expansión marítima pero su vecina Portugal no lo estaba menos ya que bajo el reinado de Enrique el navegante ( curioso nombre por que nunca embarco )disponían también de una importante flota, en 1488 Bartolomeu dias, doblo el cabo de buena esperanza al que llamó el cabo de las tormentas, Vasco de Gama establecería una nueva ruta mas rápida navegando en 1500 aún mas al oeste descubriendo Brasil.

En 1491 el tratado de Tordesillas, mediante la mediación Papal establecería una línea divisoria entre las posesiones de España y Portugal y evitando de esta manera posibles conflictos entre reinos cristianos, los Lusos continuarían explotando mediante la llamada ruta de las especias el océano índico que por entonces era controlado por los musulmanes pero pasaría a ser posesión de los portugueses tras la derrota de su flota el la batalla de Ormuz en 1507.

El resto de los países se quedaron en segundo plano del reparto en el que el Papa de Roma había intervenido. El primero de los Austria vio como poco a poco se consolidaban las monarquías en Europa, junto con la unió de las coronas de Castilla y Aragón y habiendo finalizado la árdua reconquista de la península de manos moriscas, en el último reducto que quedaba Granada, proporcionaba a Carlos I que ya se podía considerar una potencia de primer orden, lo que llevó al inicio de una gran actividad naval.

Venecia y Génova eran los dominadores del mediterráneo pero empezaron a encontrar una mas que sería resistencia del poderío Otomano, sobre todas sus bases. Mientras España se encontraba con un constante hostigamiento de los piratas Berberiscos del norte de África amenazando constantemente las costas del sur causa por la cual los reinos cristianos terminaron por unirse en una causa en común en su lucha contra el infiel en la famosa batalla de Lepanto, donde la liga santa al mando del hermanastro de FelipeII Juan de Austria derroto a los Turcos  frenando de esta manera su expansión, como dijo Miguel de Cervantes que intervino en la batalla "la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros".

En el resto de los mares el poderío Español conseguía mantener a raya a sus rivales, las únicas refriegas de importancia eran dadas por los Portugueses ,a causa de la bula Papal, que tanto por un bando como por otro se ignoraba cuando interesaba.

Del mediterráneo se pasó al norte de Francia por la disputa del Ducado de Milán, pero finalmente esta sería derrotada por que  Andrea Dória pasaría con toda su flota al bando Español.

Otra gran acción para las ramas Españolas fue la batalla de las terceras. El 26 de Julio de 1582 se libro la primera batalla naval en mar abierto a cargo da la escuadra Española al mando de Don Álvaro de Bazán ( el Marques de Santa Cruz ) y la escuadra Francesa al mando de Fhilippe de Strozzi ,por el trono de Portugal, que tras la muerte de Sebastián I de Portugal el rey Felipe II fue reconocido como rey de Portugal. Cosa que Francia e Inglaterra no veían con buenos ojos por el consiguiente poder que alcanzaría la casa de los Austrias. a su vez, estos apoyaban la causa de Don Antonio prior de Crato que también pretendía la corona Portuguesa.

Buque de Don Álvaro de Bazán

En 1576 se crearía la Armada de la carrera de Indias con la difícil misión de defender todos los navíos mercantes que arribaban de las América, con unos galeones fuertemente armados con soldados en su pasaje España de uno de los pioneros de llevar soldados realmente preparados para la luchan el mar por la cual cosa pudo mantener un gran dominio sobre sus rivales en estas  acciones , prácticamente siempre derrotaban a sus adversarios tanto defendiendo sus buques como asaltando otros.

Pero realmente la primer vez que se pensó en la protección de las flota de Indias, sería unos años antes en 1522.  Blaco Núñez de Vela fue el encargado del primer convoy en 1537 escoltando con 3 Carabelas bien armadas a los mercantes. Esto pasaría a ser una medida obligatoria a partir de 1552. Hay que tener en cuenta que las diferencias entre un navío mercante y otro de guerra era solo cuantitativa ya que todos iban bien artillados y con la orden de navegar en conserva ( Compañía ) manteniendo una distancia máxima entre si de una legua uno 5,5 Km .Los tonelajes eran muy variados entre buques, y estos se tenían que adecuar para tener todos la misma velocidad lo que hacía que los viajes resultasen lentos y muy penosos.

Posteriormente unas ordenanzas trataron de resolver este problema igualando el tonelaje y prohibiendo los menores de 100 Toneladas . A su vez se dispusieron los convoyes  en  un mínimo de 10, apoyados por 4 Naos de la armada de la carrera de Indias y sin ningún tipo de carga ,siendo su único cometido el de la defensa de los otros buques. En 1567 los convoyes realizaban dos salidas anuales en Marzo y en Septiembre, contaban con dos Naos con mas de 300 toneladas , una de ellas la Capitana, llevaba al capitán general artillada con 29 cañones, y la otra con la Almiranta donde  se llevaba al Almirante y 20 cañones. La escolta se completaba con otras 2 donde se agrupaban  los infantes de marina del tercio de Galeones.

La carrera en el viaje desde Sevilla hacia Canarias suponía unos 10 días y desde allí al Caribe otros 25 días, una vez ahí las flota de Nueva España se separaba con destino a San Juan de Ulúa y la otra la de tierra Firme arribaba a Cartagena de India. estas eran  protegidas por las naos de aviso y la armada de Barlovento encargada de la seguridad del golfo de México con 12 Galeones y 2 Pataches.

El punto caliente para la armada Española era sin duda el Caribe en una lucha constante contra los Piratas, corsarios y buques de bandera enemiga, donde  se acechaba a los mercantes para arrebatarles toda su mercancía. La naves una vez aprovisionadas y cargadas  salían desde el puerto de la Habana el cual fue un foco importante de hostigamiento ya que su puerto era imprescindible  para el tráfico comercial.

En la guerra contra los Ingleses fue un fracaso, realmente no supuso un varapalo muy serio para España pero para lo Ingleses fue un punto de inflexión, los Ingleses durante 20 años daban patentes de corso y pagando a piratas para que acosaran los barcos Españoles que venían de América. Esto daba muchos dolores de cabeza a la corona Española lo que finalmente desencadeno en un intento de invasión de la pérfida Albión al mando iría el gran Álvaro de Bazán, pero su muerte prematura puso en peligro la empresa y Felipe II decidió poner al mando a Alonso de Guzmán duque de medina sidonia que carecía de toda experiencia  naval y  este fue unos de los factores causantes de la derrota, pues cometió errores que a la postre fueron funestos. Lo que si podemos destacar del duque es que gracias a su buen hacer a la hora de gestionar los recursos de los que disponía, se pudieron salvar mas buques de los que se piensan, pero que habría pasado si el gran Álvaro hubiera estado al mando?. Pues muy posiblemente la historia sería otra pero por desgracia  eso nunca lo sabremos.

Pese a la gran victoria sobre la Invencible apelativo que pusieron los Ingleses para que pareciera que habían ganado a una gran armada siendo la Española como la Inglesa muy pareja en efectivos. La invencible contaba con137 frente a los 226 de la Royal Navy pero de estos 163 eran mercantes que estaban algo menos artillados con 2.000 cañones frente a los 2.431 de los Españoles con buques de mayor tonelaje frente a los rápidos esto impedía que los buques Españoles pudieran acercarse para luchar a la Galana ( Abordaje ) en lo que los tercios embarcados era invencibles ,esto ,el clima funesto durante toda la expedición y la inexperiencia del duque supuso el fin de la invencible.

Felipe II al enterarse del desastre  no permaneció inconsciente a las calamidades de los bravos soldados y marinos que tanto habían arriesgado y soportado en el transcurso de aquella desastrosa cruzada. Hizo cuanto estuvo en su mano para aliviar sus sufrimientos y en vez de recriminar la derrota de Medina Sidonia, le ordenó que regresara a Cádiz y reanudara allí su gobierno. Muy diferente fue la conducta de la reina Isabel, cuya preocupación constante era la de reducir gastos. Al contrario de Felipe, no había nada de caballeroso ni de generoso en su carácter, y aunque el profesor Laughton exagera mucho al intentar disimular su tacañería, no existe duda alguna de que, de haber sido mujer de corazón como lo era de cerebro, hubiera resultado imposible que dejara morir de hambre y de enfermedad a tan alto número de valerosos marinos luego de conseguir aquella victoria para ella [...] tres días después de haber regresado de la persecución, escribe Burghley: Las enfermedades y la muerte están causando estragos entre nosotros; resulta doloroso ver cómo aquí en Margate no hay lugar para estos hombres y muchos de ellos fallecen en las calles». Una vez más, el 30 de agosto insistió: «Es lastimoso presenciar cómo los hombres padecen después de haber prestado tal servicio... Valdría más que Su Majestad la reina hiciera algo en su favor, aun a riesgo de gastar unas monedas, y no los dejara llegar a semejante extremo, porque en adelante quizá tengamos que volver a necesitar de sus servicios; y si no se cuida más de esos hombres, y se les deja morir de hambre y de miseria será muy difícil volver a conseguir su ayuda.

Un año después Isabel I mandó a sus barcos sobre España en un intento de devolver la afrenta causada por Felipe II anteriormente pero la resistencia de los Españoles puso en fuga a los Ingleses podemos destacar a María Pita que lucho en la defensa de la Coruña, esta parte de la historia no se cuenta mucho pero para los Ingleses supuso, un tras pies, como el sufrido un año antes para los Españoles.


Batalla de la Invencible contra los Ingleses
La armada Española se repuso rápidamente de los sucedido en Inglaterra y aún mantenía el control del Atlántico, la decadencia no empezaría hasta Felipe V, la escasez e efectivos de la armada Española que pretendía mantener tan basto imperio empezaba a ser escaso, el conde Duque de Olivares , haría que dijera el Rey Felipe V tras la victoria de Spinola en Breda ( Al subir yo al trono sólo contaba con 7 barcos y yo los he elevado a 108 sin contar con los de Flandes con las mejores tripulaciones que este reino haya tenido nunca ).

Pero las posteriores guerras contra Francia y Holanda proporcionarían luces y sombras. A los Holandeses se les pudo expulsar del Caribe y de Brasil pero a los Franceses se apoderaron de la Martinica, Santo Domingo y otras plazas, el Rocroi Naval sería la batalla de las Dunas, donde Olivares armó otra invencible  de los que decía que los buques y dotaciones estaban en un estado excelente de preparación y adiestramiento, no había salido armada como esta desde la jornada de Inglaterra. Para el almirante Feijó, de la escuadra de Galicia, estaban faltos de todo, la gente era forzada, no había bastantes artilleros y tenían poca experiencia,y se demostraría posteriormente tras la derrota la falta de experiencia de la flota Española.

Por otra parte la economía desangrada por las emigraciones , los monopolios de la agricultura que era muy poco productiva, y una industria incipiente que apoyada por el imperio, hizo inevitablemente que se empezara poner el sol.